Nadando en un cubo de acelgas

Título: Nadando en un cubo de acelgas

Autor: Sandra Pequerul

Editorial: Círculo Rojo

Año de publicación: 2017

Nota: 2,5/5

Resultado de imagen de nadando en un cubo de acelgas

iconolibro  SINOPSIS: Entonces llegó el momento de explicarle toda la historia, pero no por encima, sino la versión completa, para que así pudiera llegar a comprender el motivo por el que todo aquello estaba sucediendo. Era mi culpa y yo no podía evitar acusarme a mí misma por todo lo ocurrido, pero decidí confiar. Confiar era precisamente lo que no había hecho durante toda mi vida, así que aquella situación tan descabellada era el momento ideal para comenzar a hacerlo.

opinion  OPINIÓN PERSONAL: Debo decir que con este libro no sabía muy bien qué esperar. Cierto es que el título te induce a pensar que tiene algún punto de locura y fantasía, pero la sinopsis no despeja ninguna duda al respecto. A veces me gusta eso, enfrentarme a los libros con al mente en blanco, y ver qué me encuentro.

Sin embargo, tras terminar la narración sigo con la misma sensación. ¿Qué he leído? No lo tengo claro. Y, la verdad, no sé si es algo bueno o malo, por lo que voy a tratar de explicar lo que he experimentado para que vosotros podáis decidir si os quedáis o no con la novela.

La historia arranca presentándonos a una chica, Blanca. Lo cierto es que tampoco es que tenga nada destacado. Vamos conociendo cómo vive, dónde trabaja, cómo la ven sus amigas, cómo se comporta ella y qué piensa sobre todo tipo de temas cotidianos. Así transcurre casi el primer tercio del libro. Llama la atención que no sucede realmente nada, a excepción de algunos momentos “extraños” que el lector no sabrá a qué atribuir. ¿Casualidades? A veces suceden, ¿no? Cosas que nos hacen plantearnos que hemos tenido “suerte” o que por fin el azar ha jugado a nuestro favor en algo. Así que, el lector continúa la lectura para tratar de descubrir qué misterio encierra el libro.

Así llegamos a la segunda mitad de la historia, en donde ya pasan cosas que no tienen ningún tipo de vinculación con la historia. Es decir, de pronto la parte más “terrenal”, la historia con la que todos podemos vernos identificados en algún punto, se convierte en algo “surrealista” y los protagonistas del relato en ese punto, Blanca y Daniel, se creen todo sin prácticamente cuestionar nada. Supongo que la autora quiere mezclar las ideas sobre el destino, las almas gemelas y la magia, con una historia que al lector se le haga muy cotidiana (eso se va reforzando de cara al final del libro). Sin embargo, a mí eso no me ha enganchado, porque creo que resulta inverosímil. Debo decir que yo me sitúo en las historias en un extremo u otro, si creo que es una historia “real” espero que lo sea, y si es “fantástica” también. Estas mezclas me sacan un poco del hilo y luego resulta complicado que me vuelva a enganchar.

Luego está otra protagonista que aparece de pronto: Rita. (Además de hablar en un punto de “La señora que aún no conocemos”, cosa que al lector ya le termina de desubicar por completo). La joven Rita no parece tener ninguna vinculación con la historia que estábamos leyendo, pero claro, por algún motivo está ahí. En este punto, volvemos a empezar. Es decir, se nos presenta a un nuevo personaje desde el arranque. Quién es, cómo es su entorno, cómo se hace amiga de una tal Kate… Y así transcurre el segundo tercio de la novela.

Según se acerca el final (del que no voy a hacer spoilers, como sabéis) todo se precipita. Blanca y Daniel siguen siendo bastante crédulos con toda la situación surrealista que están atravesando. Y, el resto de personajes, en donde me voy a quedar con Rita y Salvador, pues otro tanto igual. Yo en este punto ya no sabía muy bien qué me estaban contando. Aparecen muchos elementos fantásticos y se mezclan el espacio y tiempo, además de los personajes. Los que parecen llevar la historia de repente se cambian, y así se cierra el círculo.

Las últimas treinta páginas parece que nos vuelven a situar en la trama. Y, pese a que la historia vuelve a ser “terrenal”, volvemos a encontrar una parte fantástica de pronto que actúa de esa forma en la que sucede en ocasiones en nuestra propia vida: cuando decimos, “esto ya lo he vivido”.

Me gusta la moraleja final y el espíritu del libro. Sin embargo, creo que hay mucha mezcla de personajes, incluso muchos que son totalmente superficiales y que distraen al lector de la trama principal. Mi mayor crítica es la línea argumental de la historia. Creo que Rita debería incluirse antes, y enlazarse en el desarrollo. Y también opino que la parte de los anillos, las cajas, los polvos mágicos y otros elementos, deberían utilizarse mejor en el desarrollo de la historia. No sé. Me quedo con una sensación rara al terminar este libro. No me había pasado nunca antes, pero sigo sin tener muy claro qué es lo que me quería contar la autora. ¿A alguien más le ha sucedido esto con esta novela o con otra? Contármelo en comentarios, que me encanta leeros.

Advertisements

3 thoughts on “Nadando en un cubo de acelgas

  1. Hola linda
    Me ha pasado poco pero si al terminar de leer mi cara es de poker ya no vuelvo a leer a la autora o autor. En este sentido pues no espero leer el libro, gracias preciosa

    Like

  2. Narrar es un arte y a veces algunos autores se envuelven en su drama. Es cierto que el autor conoce su mundo y cuando un texto no esta claro el autor no dio mucha información sobre su mundo haciendo que el lector se rompa la cabeza intentando descifrar la narración. A veces es mejor escribir simple, mostrar en vez de decir y manejar los problemas en la narración como un doctor para ponerlos claro desde el principio del comienzo de la novela.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s