Libres, iguales, justos (La Segunda Revolución #3)

Título: Libres, iguales, justos (La Segunda Revolución #3)

Autor: Costa Alcalá

Editorial: Montena

Año de publicación: 2019

Nota: 4,5/5

Resultado de imagen de la segunda revolucion libres iguales justos

iconolibro  SINOPSIS: Lórim, Kózel y sus compañeros del Liceo, por un lado, y el detective Brynn junto con los pocos aliados que le quedan en la Guardia, por el otro, tendrán que encontrar la manera de derrotar al Águila Blanca aunque eso signifique jugar a su mismo juego, un juego muy peligroso.

Se avecina una Segunda Revolución que podría devolver el trono a los Indrasil o desterrarlos, esta vez, para siempre.

opinion  OPINIÓN PERSONAL: Como ya sabéis aquellos que seguís el blog, “La Segunda Revolución” fue para mí un grato descubrimiento el pasado año. La historia que plantean los dos autores (Costa Alcalá) es muy dinámica y llena de giros argumentales. Además, los personajes tienen una definición que seguro le va a encantar al lector, y acabará por sentirse uno más en las tramas del Liceo de la ciudad de Blyd.

Es por eso que deseaba tantísimo sumergirme en el final de la historia (no en vano les he dado a los dos volúmenes anteriores la máxima nota: 5/5). Aunque debo decir que también siento algo de pena porque haya finalizado.

En esta novela los autores no se andan con rodeos y al poco tiempo de comenzar la lectura nos sumergimos en la acción. Es una forma de acercarnos a un final en el que se espera una lucha de fuerzas: por un lado, nuestros amigos Kózel, Lórim, Nero, Denna, Vann, Enzo y, quién sabe, si Kástor (no haré spoilers del segundo libro, por lo que lo dejaré ahí) y, por el otro, el Águila Blanca y sus Caballeros.

Durante la historia ya hemos podido ver las personalidades de cada uno de ellos, pero en este libro vamos a descubrir mucho más a Vann. Sin duda es el personaje al que han querido dar mayor peso los autores, además de Lórim que, por ser quién es debe concentrar bastante trama argumentativa. Vann es quien va a robar el corazón del lector. Se nos descubre como el gran idealista del grupo, con un fuerte sentido del honor y de la responsabilidad (algo que ya se veía en la segunda novela, pero que aquí como digo va a pesar mucho). Su historia con Kózel es el plato fuerte, y también el morbo que tendrá el lector en el primer tercio de la narrativa.

Ese romance es, junto con la historia de Enzo y Kástor, las dos balas tiernas de la saga. Sin embargo, estos últimos para mí son la guinda del pastel. De verdad, creo que es difícil que una pareja pueda gustarme más. Me han hecho sufrir muchísimo y son dos elementos de la historia que constantemente estás buscando como lector. Cuando ves que el capítulo se centra en ellos, respiras y disfrutas, aunque a la vez tengas ese temor velado de que las cosas se puedan llegar a torcer de pronto.

Porque eso es lo que nos han enseñado Costa Alcalá. Su pluma te lleva a donde ellos quieren, haciéndote sumergirte en un mundo maravilloso en el que sientes que todo pende de un hilo, y precisamente por eso no puedes dejar de leer. Esa es la virtud que tiene a mi juicio esta saga, y que seguro que los amantes de la fantasía van a adorar. Por eso no puedo dejar de recomendarla.

En el otro lado de la trama se sitúan los malos malísimos, con el Águila Blanca a la cabeza. Creo que en lo que se refiere a que odiemos a este círculo de personajes que conforman los Caballeros del Águila lo han hecho bastante bien, aunque ya os adelanté que hay giros que pueden hacer cambiar al lector y, llegar incluso a simpatizar con su Consorte Álek. En este libro descubriremos además todos los “aliados” que Dominio tiene en la sombra, esperando regresar al poder.

Esa parte me ha maravillado. No tanto por la narrativa como por lo que guarda de semejanza con cuestiones de rabiosa actualidad. Las sociedades igualitarias son frágiles, a pesar de lo que podamos pensar. Aquellos que han degustado el poder quieren mantenerlo y recuperarlo en caso de haberlo perdido. Aquí las familias de Fuego, Rayo y Aura son claramente las más volubles. Pese a ello, encontramos personajes que se rebelan contra ese autoritarismo que marca la sangre (en este caso, la familia a la que se pertenece). Esa parte, la que habla de las barricadas y de cómo da igual quién seas o de dónde vengas, ya que lo que de verdad importa es el destino que tú mismo te construyes es lo que más me ha gustado. Es por eso que Lórim, pese a ser irritable por lo torpe y liante que es durante la saga, llegó a robarme el corazón. Creo que tiene esa magia que hace que el lector decida si es aliado o no de él y, en mi caso, me sentí como Kózel a lo largo de la historia, incluso como Denna (un personaje que pasa muy de puntillas y al que creo deberían haber dado más jugo en este libro en concreto, pero lo comentaré un poco más adelante).

Finalmente, me gustaría mencionar también la parte de la investigación que en este tercer libro llevan a cabo Elera y el detective Brynn. Una curiosa pareja que nos lleva de la mano hasta la mismísima Revolución. No sólo de la que habla el libro, sino también de la pasada, la que se intuye sobre todo en la primera novela, y también la que tiene que ver con la familia (cuando sabemos quién es la hermana de Elera me quedé loca, no quiero decir más), los ideales que nos mueven a actuar o los amigos y enemigos que tenemos en el camino. Creo que esta parte de la narración la han trabajado de forma brillante los autores. Si leéis el libro ya me diréis si estáis de acuerdo o no conmigo.

Para terminar esta reseña, ahora que ha finalizado todo, creo que también debo ser justa y comentaros algunos contras que le he visto a la historia:

  • El primero es el que se refiere a los personajes. Sé que es un libro complejo. Todos los libros que se escriben alternando capítulos entre los protagonistas de la trama lo son, y más si no se quiere abusar en ocasiones de introducir demasiada “paja” innecesaria. Sin embargo, creo que aquí hay personajes que se han dejado de lado y daban para mucho más. Es el caso de Nero, Denna (que ya os anticipé) e incluso Kózel, que en este tercer libro he sentido que desaparecía en cierta forma al juntarse con Vann.
  • El segundo es el que tiene que ver con Elera, de la que me habría gustado saber más. Creo que la parte de los “Fantasmas” se podría haber explotado con más participación en la trama principal.
  • Y el tercero es la repetición de la parte final con la que se sucedió en la Primera Revolución que cuenta la historia. Creo que los autores pueden haber querido realizar un símil, pero yo habría dado quizá más peso a la cripta y menos al Parlamento.

Pese a todo esto – que son los motivos por los cuales le he restado 0,5 a la calificación máxima – creo que se trata de una saga brillante. De verdad. Yo al menos la he disfrutado mucho y me alegra mucho haber podido colaborar con la editorial en la reseña y lectura de unos libros que fueron mi mejor lectura el pasado año y que seguro aparecerá en mi lista de este 2019. Y, en cuanto a los autores, les voy a seguir de cerca la pista, porque su pluma merece la pena para aquellos que adoramos las historias de corte fantástico.

Para terminar, os animo a leer las críticas de los dos libros anteriores que tenéis publicadas en el blog:

Y, por supuesto, cualquier comentario que queráis hacer es bienvenido.

Iniciativa 5: Revelaciones (Saga de las Tres Tumbas #1)

Título: Iniciativa 5: Revelaciones (Saga de las Tres Tumbas #1)

Autor: Alejandro L. Lizana

Editorial: –

Año de publicación: 2017

Nota: 4/5

Resultado de imagen de iniciativa 5 revelaciones

iconolibro  SINOPSIS: Poseer habilidades extraordinarias es cada vez menos extraordinario, y millones de personas en todo el planeta celebran cada nuevo éxito de Iniciativa 5, el primer y único equipo de héroes oficial de Estados Unidos. Convertidos en estrellas mediáticas gracias a unos dones muy por encima de la media y al patrocinio de la Fundación Owen, sus rostros son más conocidos que el de cualquier estrella de cine. ¿Pero qué pensaría la gente si supiese que su líder, Jake Dong, se está planteando dejar el trabajo? Es más: ¿qué pensarían si supiesen que existen seres con un poder aún mayor? ¿Que hay personas anónimas con habilidades increíbles transmitidas desde hace generaciones?

Entra en un mundo en el que nada es lo que parece. Un mundo en el que personas corrientes esconden secretos inimaginables.

opinion  OPINIÓN PERSONAL: Estamos ante un libro en el que el lector creo que difícilmente puede saber lo que va a encontrar a continuación. El mundo de los superhéroes está muy explotado en el cine, por lo que el gancho para leerlo puede ser ese, al menos si somos fans del género fantástico y nos gusta ver personajes con poderes especiales haciendo cosas. Sin embargo, el autor aquí establece ese punto de partida como plataforma para adentrarse en otra serie de cuestiones.

El arranque del libro no da muchas pistas. Vamos conociendo a diferentes personajes. Diríamos que es una puesta en escena de nombres que iremos viendo en las siguientes páginas. Se nos habla de su pasado, algo relacionado con un poder que puedan tener y, por supuesto, se introduce el nombre de Iniciativa 5 como un grupo de trabajo para este tipo de personas con dones especiales.

Durante la primera mitad de la novela nos sitúan en el mundo que ha creado el autor. Sin muchas explicaciones. Como si el lector ya se encontrase en un lugar que conoce. Vemos cómo la sociedad reconoce su trabajo, aunque el lector no tiene mucha información al respecto. Algunos personajes parece que tienen varias identidades o, al menos, varios cuerpos que utilizan dependiendo de para qué. Es como si tuviesen presencia en diferentes puntos, pudiendo hacer uso de esa parte física a su antojo.

En cuanto a la trama, el lector va poco a poco descubriendo diferentes hilos argumentales. Tenemos por ejemplo a Mathelson, quizá el personaje que me ha tenido más intrigada. Su don le hace tener cierta importancia dentro de la trama. Además, ahora controla una documentación importante sobre los dones y quiere terminar de desentrañar algunos puntos para poder reproducirlos en seres humanos o usar los resultados para curar enfermedades (aunque suena filantrópico, al poco de conocer al personaje el lector dudará sobre sus buenos intereses al respecto de cualquier cosa…). En fin. Para avanzar a este respecto contactará con la doctora Stevenson, un personaje sin demasiada miga y a la que quizá dedicaría menos atención de la que se dedica en el libro.

El otro malo del cuento, el peor diría yo, es el señor Owen. Este personaje concentra gran parte del libro. Si don le ha hecho vivir muchos años, ya que puede controlar diferentes cuerpos y, de alguna manera, trasladar su alma al que mejor sirva a sus intereses. Este personaje está detrás de la Fundación, el centro que acoge a las personas con dones y, por tanto, tiene vinculación también con Lis cinco protagonistas que dan nombre al libro: Iniciativa 5, que son: Jake, Prue, Dante, Arthur y Claude, cada uno con su personalidad. Mi favorita sin duda es Prue, aunque Dante también me ha hecho gracia con su parte más rebelde. Estos superhéroes defienden la ciudad de “amenazas”, aunque en gran parte del libro se nos presentan como seres corrientes con sus discusiones, amoríos, etc.

El punto de mayor acción con ellos tiene que ver con la niña lobo, que se ha fugado de la Fundación y parece ser realmente peligrosa (o eso es lo que quieren vender a la sociedad). Esa parte me ha gustado especialmente. Tampoco quiero desvelar mucho más para que aquellos que no han leído aún la novela. Sólo diré que la Fundación es como un centro en el que se investiga y se acoge a la gente con poderes, pero que quizá tienen un objetivo detrás de la parte más altruista, ya que el señor Owen está detrás de ella.

Hablemos de más personajes… Eva y Alex son dos piezas que tardaron bastante en encajarme. Se presentan de forma muy abrupta al lector y luego te tiras muchas páginas viendo sus tonteos, pero la historia tampoco termina de avanzar del todo, ni entre ellos ni tampoco en lo que respecta a sus dones ni a cómo manejarlos. Quizá son los que menos me han gustado de todo el elenco, aunque tengo la sensación de que Eva puede jugar un papel mayor en la continuación de esta saga.

Y, finalmente, estarían el padre Michael y Cassie. Estos dos personajes me han tenido también bastante intrigada. Cassie me resulta muy entrañable y me gusta su forma de ser, y en cuanto al padre Michael lo que tiene que ver con su pasado y la pérdida de su don también es algo que tiene al lector pendiente durante la novela. Por ello, cuando aparecen en los diferentes capítulos lo disfrutas mucho, quieres saber más sobre sus dones y, en especial, sobre la pesadilla que tanto inquieta a Michael y que parece tener un significado crucial para la trama del libro.

Tal y como habéis comprobado, se trata de una obra con mucho jugo. Además de los personajes comentados hay muchos secundarios a los que se dedica bastante tiempo. Siempre digo que es complicado manejar diferentes tramas argumentales en tiempo y espacio, y muchos personajes pueden terminar por saturar al lector. Sin embargo, debo decir que el autor mantiene bien la tensión, y sabe ir introduciendo contexto y personajes secundarios con buena mano.

Como he comentado, quizá a alguno de ellos le dedicaría menor peso, de esta forma se podría aligerar un libro que sobrepasa las 500 páginas. No obstante, creo que es una novela muy solvente de un autor que busca hacerse un hueco en las obras de thriller y ciencia ficción. Sin duda, para los amantes de estos géneros, lo recomiendo.