Suenas a blues bajo la luna llena

Título: Suenas a blues bajo la luna llena

Autor: Paola Calasanz (Dulcinea)

Editorial: Roca Editorial

Año de publicación: 2019

Nota: 2,5/5

4173

iconolibro  SINOPSIS: Si alguien inventara una máquina capaz de sumergirte en un sueño en el que descubres tu vida ideal, ¿te atreverías a probarlo?

Violeta, cansada de echar de menos a su ex novio Tomás y de no acabar de sentir lo que tendría que sentir por Yago, no espera que un fallo en la máquina le cambie la vida por completo.

Un mundo totalmente inesperado se abre ante ella el día que sueña con Pau por primera vez, un desconocido al que cree, de manera inexplicable, conocer, y por el que siente de inmediato una conexión eléctrica y especial; un chico que con sólo su mirada parece mostrarle el verdadero sentido de la vida, del amor y de la muerte.

Porque hay relaciones que trascienden nuestro plano de existencia. Todo parece cobrar sentido, pero el problema de Violeta vendrá cuando despierte y se percate de que encontrar a Pau en la vida real no es tarea fácil.

opinion  OPINIÓN PERSONAL: Después de leer “El día que sueñes con flores salvajes” tenía muchas ganas de volver a leer a Dulcinea, una autora que cosecha halagos y críticas a partes iguales.

Es cierto que ese primer encuentro con ella me hizo decantarme por la parte positiva. La lectura se me hizo amena y el estilo me convenció. De hecho, en enfoque de vincular una historia de amor al veganismo me resultó fresco y diferente. Es por eso que mi puntuación para esta historia fue muy buena.

Sin embargo, “Suenas a blues bajo la luna llena” me ha resultado bastante sosa. Creo que parte del problema ha sido partir la trama en dos libros, cuando en uno podría haberse resulto perfectamente. Prueba de ello es la extensión de ambos. Si os fijáis el segundo es muy cortito, y el primero apenas pasa las doscientas páginas. Aquí se ve, una vez más, la gana de sacar dinero por parte de autora o de la editorial, lo desconozco, pero parece bastante evidente que en el lector no se ha pensado, y ahí está el principal fallo.

Luego está la trama. El ritmo es lento y los personajes no tienen demasiado fondo. La parte novedosa de la historia está en relacionar la leyenda del hilo rojo (que une a dos almas gemelas) con la ciencia-tecnología de una máquina capaz de hacerte vivir un sueño lúcido de tu vida idílica. Esa es la clave que me llevó a decantarme por esta lectura. Me gusta creer en el destino, las casualidades y también en el azar. Leer cómo alguien se encuentra dentro de un mundo onírico, y de forma fortuita, con el amor de su vida; y cómo le localiza en la vida real, me pareció una lectura interesante. El problema es que cuando se llega a la parte de tensión, el libro termina. 

Por eso creo que hay que ser justo con la calificación del libro, y decir que como lector te sientes engañado. Al menos yo. Creo que la magia de esos sueños y la fuerza sexual que la autora imprime en los encuentros entre Violeta y Pau nos envuelve de una forma mágica, pero no llegas a conectar de la manera en la que deberías, y es por falta de contextualización y de cariño a la hora de narrar los sucesos. Algo que, por ejemplo, sí sentí en el otro libro que comenté anteriormente.

Violeta me ha parecido una mujer muy perdida. Su vida es anodina y se queda anclada en el pasado, encarnado por su ex novio Tomás. Entiendo que Dulcinea quiera dibujar así a la protagonista, porque es una forma de que empaticemos y queramos ver ese final feliz después. Pero en mi opinión la pasión que quiere hacernos sentir queda coja. Por ejemplo, he echado en falta más intensidad en el primer encuentro con Pau. Ya que no es hasta que comenta con su amiga Marta o con sus padres lo que ha vivido, cuando el lector se da cuenta de que ha sentido el mismo fuego que él.

Pau, por su parte, aparece un tanto desdibujado en la trama. Creo que ayudaría dar más contexto a su vida, aunque es complicado ya que de momento sólo se conocen a través de la máquina. Quizá en el siguiente libro le descubramos algo más; pero ese punto para mí también es un contra, ya que la pareja no termina de llegar al lector como una unidad, y creo que eso se habría arreglado con algo más de fondo.

El resto de personajes secundarios, los amigos y los padres de Violeta, además de su jefe, pasan sin pena ni gloria. Quizá merecería la pena dar peso a algún lazo que tenga la protagonista con alguien. Parece que Dulcinea quiere que la guía sea su madre, por todo lo del tarot y demás, pero para eso debería haber puesto más ganas en la parte de ambientación del pasado de Violeta. Ya que durante la primera parte del libro lo que se comenta es que ha perdido un poco el contacto con sus padres, salvo por esa visita mensual para comer con ellos. Aunque luego sí que recurre a la madre pensando que tiene alguna clave para encontrar a Pau. Ese “por el interés te quiero Andrés” no me ha gustado tampoco.

Finalmente, me gustaría destacar la historia de los padres, el cómo se conocieron y cómo llegaron a encontrarse. Me pareció bonito cuando la cuenta, pero al ver que quiere relacionarla con la suya propia, por las semejanzas en cuanto al concierto, la música, etc. me he disgustado un poco. Creo que merecería más la pena que tuviesen entidad propia las dos, es decir, que los padres se hayan conocido de forma mágica en un concierto, y que Violeta y Pau vivan su historia con la música como guía, pero no repitan la misma escena. Las fuerzas cuánticas y los vínculos energéticos creo que podrían haberse trabajado de forma independiente, dando mayor riqueza a la historia.

Sí me ha parecido bien el hecho de utilizar canciones de jazz como marco de la evolución de los personajes. De hecho, al final se van incluyendo algunas canciones deliciosas que animo al lector de esta novela a buscar y a degustar en su propia carne. Ese es un punto claro a favor de este libro. Sin embargo, como veis para mí no llega a ser lo que esperaba. Daré una oportunidad al final de la historia a ver si termina de convencerme o no. Espero contároslo pronto por aquí.

La Bruja Negra

Título: La Bruja Negra

Autor: Laurie Forest

Editorial: Roca Juvenil

Año de publicación: 2019

Nota: 3/5

Resultado de imagen de la bruja negra

iconolibro  SINOPSIS: Carnissa Gardner, la última Bruja Negra, rechazó a las fuerzas enemigas y salvó a su pueblo durante la Guerra del Reino. Fue una de las más grandes magas Gardnerianas. Elloren Gardner, de 17 años, es la viva imagen de su famosa abuela, ahora ya muerta, aunque no tiene poderes mágicos, y eso no es bueno en una sociedad que premia las habilidades mágicas por encima de las demás.

Después de la muerte de sus padres, Elloren y sus hermanos son criados por su tío en una aldea en el bosque. Elloren quiere ir a la Universidad Verpax para convertirse en boticaria, pero su intrigante tía política quiere que se case con Lukas Gray, un poderoso mago y aliado político de su tía. Elloren rechaza la propuesta de Lukas, y descubre que la influencia de su tía se extiende y hace que su vida en la universidad pueda estar llena de peligros.

En la Universidad, Elloren conoce a todo tipo de criaturas diferentes, Icarals con alas, cambiaformas, Elfos y Selkies,y se acabará enamorando de Yvan, cuyo origen Keltish no puede encajar con una Gardneriana como ella. Elloren aprende a cuestionar la autoridad y la historia Gardneriana, mientras desarrolla una empatía real para con diferentes compañeros, haciéndose amiga de los más parias y outsiders, únicos dignos de confianza, mientras se empieza a cuestionar todo lo que sabe y creía saber sobre la historia y la cultura de Garnderia, percatándose de que existe una buena razón para la creciente oposición al nuevo gobierno de su país y para empezar a cuestionarse también aquello que creía amar y odiar.

opinion  OPINIÓN PERSONAL: Después del hype que he visto por Instagram especialmente, referido a este libro, he querido sumergirme en esta historia. La verdad es que últimamente veo muchas novelas que tienen a las brujas como protagonistas, y las modas nunca me han convencido del todo. Creo que entre tantas tramas similares es difícil encontrar diferencias, y muchas de ellas acaban siendo bastante pobres en cuanto a contenido.

He aquí un ejemplo. Y eso que inicié esta lectura bastante contenta. Me gustó el universo que se planteaba, y la parte de ver evolucionar a un personaje que tenía un vínculo especial con su abuela (algo que no estaba tan visto). Supongo que es porque yo también siento esa conexión, y verlo en la literatura me trae buenos recuerdos.

Sin embargo, debo decir que al llegar a la mitad del libro, y ver que prácticamente todo seguía en el mismo punto que en arranque, me empecé a disgustar bastante. La historia tiene “paja” entre medias para aburrir. Por este motivo, a mi parecer, la trama no avanza como debería y se queda enganchada en una Elloren débil y ñoña frente a un mundo cruel que la juzga o bien por parecerse a su abuela, o bien por ser gardneriana. Con lo que el punto que me llamaba la atención en el arranque, comenzó a ser lo que me frustraba más.

Cuando empieza la trama ya sabemos que ella tiene poderes, ocultos sí, pero los tiene. Puedes suponer cosas, que luego se irán confirmando o no, pero la autora deja cabos sueltos todo el tiempo como dando pistas al lector que ya desde el principio sabe de qué va la película. Eso por regla general creo que le resta muchos puntos a la narración. Además, entiendo la parte loca-adolescente de Elloren, que se siente atraída por el chico popular, pero cansa enormemente la actitud que manifiesta. El estar todo el rato quejándose y pidiendo ayuda, y afrontar las cosas mirando a otro lado y dejándose embaucar por lo que otros dicen hasta prácticamente el final del libro.

Así me ha pasado que he llegado a detestar al personaje de la Bruja Negra y he acabado por centrar la atención en todos los secundarios. Como he comentado, el universo que crea Laurie Forest es muy rico en cuanto a contenido. Me gusta mucho la fantasía y ver de nuevo a elfos, hombres lobo, ícaros, etc. juntos me ha resultado interesante. Sobre todo porque aquí lo que se plantea es una guerra que ha marcado a las clases de seres mágicos como vencedores y vencidos, de forma que unos dominan sobre otros y crea una tensión argumental bastante buena.

Sobre esos secundarios creo que merecen ser destacados:

  • Yvan, para mí el mejor personaje de todos. Tiene una garra especial, y mantiene un misterio muy sutil todo el tiempo que tiene al lector en vilo. La personalidad que demuestra me ha fascinado y creo que las partes en las que aparece son las que más se disfrutan.
  • Jarod. Los hermanos lupinos, tanto él como su hermana Diana, son una baza segura dentro de la narración. Me ha gustado cómo se enfoca la cultura “animal” dentro de la historia. Y cómo sirve para desmitificar algunas cosas. De hecho, creo que es la parte más novedosa respecto a cómo se presentan los seres mágicos en esta obra frente a otros títulos de fantasía recientes que también cuentan con este tipo de personajes.
  • Wynter es adorable. Desde el inicio quieres protegerla. No hace falta una gran descripción por parte de la autora, el lector pronto se imagina y conceptualiza perfectamente cómo es y qué papel va a jugar en la historia. Un giro sobre los ícaros que he disfrutado mucho gracias a ella.
  • Tierney, otra baza clave a mi juicio en la historia. Me parece que guía perfectamente el cambio de Elloren y también ayuda a comprender la tensión argumental que plantea la elección del próximo Gran Mago. Su participación en la historia es muy sutil, pero no por ello prescindible.

Cambiando de asunto… Hay una parte de crítica social que hace reflexionar y que creo es lo que salva a la novela. Ese mirar a otros como diferentes, tendiendo a considerarlos la mayor parte del tiempo como seres inferiores, porque la historia la han escrito de forma sesgada, se asemeja mucho a una realidad conocida por todos.

También está esa parte que tiene que ver con tradiciones retrógradas que se mantienen en el tiempo, y que nadie cuestiona. Sin embargo, cuando se ven otros puntos de vista con una amplitud de miras, ves que lo que llevas criticando todo el tiempo se parece peligrosamente a tu propia realidad. Ese punto es muy, muy bueno y se agradece verlo en una trama juvenil. De hecho, diría que es lo que más me ha gustado de esta lectura.

En suma, un libro puramente introductorio en el que apenas sucede nada y cuya protagonista termina por irritar al lector. Al menos a mí me ha parecido que se queda a medio camino de algo que no llegamos a ver. Tendremos que esperar a conocer cómo continua la historia para saber si nos tiene guardado una giro que de verdad merezca la pena.

La quinta víctima (El cuarto mono #2)

Título: La quinta víctima (El Cuarto Mono #2)

Autor: J.D.Barker

Editorial: Destino

Año de publicación: 2019

Nota: 4/5

Resultado de imagen de la quinta victima

iconolibro  SINOPSIS: El FBI ha retirado del caso Anson Bishop (el asesino de El Cuarto Mono) a Porter y su equipo, que pronto se enfrentan a una nueva serie de asesinatos: tras estar desaparecida durante tres semanas, el cuerpo de Ella Reynolds aparece en un estanque del Parque Jackson, aunque el agua hace meses que se heló. Además, lleva la ropa de otra joven desaparecida hace tan sólo dos días. Porter y su equipo empiezan a reconstruir las pistas de este nuevo caso y, al mismo tiempo, en secreto, Porter sigue el rastro de Anson. Cuando sus superiores lo descubren, Porter queda suspendido de sus funciones mientras Clair y Nash buscan al asesino del lago. La pista de Anson llevará a Porter desde Chicago hasta Nueva Orleans y a Carolina del Sur. A cada paso que da, Anson parece estar manipulando los acontecimientos, siempre un paso por delante y Porter se da cuenta de que el único lugar más oscuro que la mente de un asesino en serie es la de la madre que le dio la vida.

opinion  OPINIÓN PERSONAL: Es complicado el arranque de una continuación de saga cuando el primer libro te ha enganchado tantísimo como lo hizo para mí “El Cuarto Mono”. Tenía muchas expectativas, algo inevitable con el final que planteó el autor en la anterior novela, y al arrancar esta lectura he ido con pies de plomo y me he visto muy crítica.

Empecé viendo que no había diario, uno de los puntos más fuertes, a mi parecer, del primer libro. Y pensé que quizá la lectura iba a ser más pesada. Mucha más investigación, persecución y alguna muerte o cabo suelto que se quedó sin finalizar en el anterior. Me equivocaba. Aquí tenemos mucha más investigación y persecuciones, pero también más asesinatos y bastante más macabros diría yo.

Es un giro de tuerca que creo el lector no espera. Precisamente por eso, es difícil poner pegas a la pluma de J.D.Barker. Es un genio. Adictivo hasta la médula. Y eso que se permite la licencia de dedicarle un buen espacio del primer tercio de la obra a refrescarnos cosas de la parte anterior. Y es que, no quiere que el lector se le despiste. En los thrillers  veces pasa, pero aquí es imposible.

Muchos podrían pensar que no son necesarias tantas referencias a cosas que ya se nos contaron en el primer libro. Sí, yo soy de esas, y por eso le he bajado algo la calificación de esta novela. En mi caso me sobraba la reiteración sobre, por ejemplo – y no hago demasiados spoilers – que la mujer de Sam está muerta y cómo el CM la “venga” de alguna manera, con esa justicia suya que se toma por su mano. Sin embargo, creo que otros sí que agradecerán estos flashbacks, sobre todo si ha pasado mucho tiempo entre la lectura del primer y el segundo libro.

Centrándonos en el argumento de “La quinta víctima”, Sam Porter sigue enganchado a Bishop, y nosotros lo estamos con él. No creo que sea demasiado spoiler decir que sigue libre, por lo que esa pieza del puzzle sigue teniéndonos en vilo. Necesitamos ver más del personaje, adentrarnos más en su cabeza, y, aunque tarda de aparecer, el vacío lo llenará un nuevo sujeto misterioso: el hombre del gorro negro de lana.

Si el CM nos parecía siniestro, este ser no se queda atrás. Sus víctimas van a sufrir, y la policía va a hacerse un buen lío en la cabeza pensando que es Bishop quien está detrás de esos nuevos asesinatos. El lector pronto verá que no es así, pero, ¿quién es este sujeto y qué quiere conseguir? ¿Está relacionado con el Cuarto Mono?

Ay, queridos míos, si os resolviera estas cuestiones no ibais a disfrutar del camino que Barker os ha preparado. Así que, debéis leer el libro para averiguarlo.

Sobre los nuevos personajes diré que me ha gustado que se intercalen tantas voces a la hora de narrar la historia. Los puntos de vista no dejan de ser complementarios, y los escenarios también se multiplican exponencialmente de esta forma, con lo que también enriquece el discurrir de la trama. Kloz me encanta como personaje y disfruto mucho sus apariciones, pero aquí el peso fuerte lo llevará Clair y Poole, este último me caía gordo, pero a lo largo del libro te das cuenta de lo necesaria que llega a ser su visión exterior al caso del CM, quizá menos contaminada de todo lo vivido en primera persona por el equipo de Sam, para dar un enfoque diferente al asunto de las nuevas víctimas que aquí aparecen.

Aquí debo poner mi segundo pero, y es el personaje de Sarah, la abogada. No me la he creído, de hecho me ha hecho sospechar desde el principio con su actitud tan displicente y “aventurera”. No voy a entrar en muchos detalles, pero los que leáis la novela sabréis a qué me refiero. Encontrar ese cabo en la cuidada trama de esta obra me ha gustado – siempre se disfruta cuando pillas al autor – pero también me ha decepcionado. Y es que en estas historias es mejor que “te engañen” hasta el final, o eso espero yo.

Finalmente quiero hacer una breve reflexión sobre las conexiones y los giros argumentales que se plantean en esta parte de la historia. A mí me han convencido. Creo que se demuestra una vez más la mente maravillosa que tiene Barker para hilar todos los cabos sueltos, a pesar de que él admitiese en un encuentro digital al que asistí, que no tiene un mapa de por donde discurre cada personaje.

Las coincidencias que se desvelan al final, volviéndose a remitir al pasado de Bishop, me han encantado. Es una forma, en mi opinión, de mostrarnos las diferentes caras de ese personaje: un taimado asesino en serie con una mente privilegiada que le hace ir siempre por delante, pero quizá guarda un corazón (en alguna parte muy muy oscura de su interior) que también tiene que tener su parte en esta historia. Yo sigo queriendo conocer más, ¿y vosotros?

La verdadera historia de Peter Pan

Título: La verdadera historia de Peter Pan

Autor: Magela Ronda y Ricard López

Editorial: Lumen

Año de publicación: 2019

Nota: 4/5

Resultado de imagen de La verdadera historia de Peter Pan

iconolibro  SINOPSIS: Se han escrito numerosas historias de piratas, hay cuentos que hablan sobre sirenas y pieles rojas, hay relatos sobre niños perdidos y hadas extraordinarias, pero solo hay una historia que cuenta todas las historias, pues solo cuando los niños son niños los cuentos duran para siempre, y de todos es sabido que todos los niños crecen menos uno… Peter Pan.

Esta es su verdadera historia.

opinion  OPINIÓN PERSONAL: Creo que todos conocemos la historia de Peter Pan: el niño que nunca creció, porque no quería asumir las obligaciones de la vida adulta, sólo quería jugar, vivir aventuras y escuchar buenos cuentos. Un niño rebelde, sin miedos y con pensamientos felices que le hacen volar junto con su hada Campanilla.

No sé a vosotros, pero a mí Campanilla siempre me ha gustado especialmente. De hecho, aquí tiene su protagonismo y creo que me la he podido imaginar mucho mejor gracias a cómo la presentan en el cuento. Y es que las hadas tienen su carácter…

Este libro, a pesar del título, cuenta la historia de Peter Pan tal y como todos la recordamos. No hay giros sorprendentes ni se ofrece diferencia alguna con la historia tradicional. Quizá eso es lo que me ha pesado en el relato, porque con el título que tiene esperaba algo más. Ese es el motivo de mi nota.

Dado que se trata de la historia del niño que no quería crecer, en estas páginas encontraremos a todos los personajes que tenemos en nuestra memoria y que acompañarán las aventuras del pequeño con traje verde. Aparecerán por supuesto los Niños Perdidos, Campanilla, el Capitán Garfio, y todos los demás sujetos del cuento tradicional. Por tanto, la verdadera magia de esta historia es la forma visual de acompañar la narración.

Y es que la apuesta por ilustrar clásicos ha llegado a las grandes editoriales. Una idea para revivirlos y disfrutarlos grandes y pequeños juntos. Ya había visto otros libros que narran de forma colorida y con personalidad propia las historias clásicas. Por ejemplo, le tengo echado el ojo a la historia de Alicia en el País de las Maravillas de Benjamin Lacombe. Aquí os dejo un vídeo que no tiene desperdicio sobre el libro de Edelvives.

Pero centrémonos en el que ahora nos ocupa. Este cuento tiene unas las ilustraciones maravillosas. Menos “siniestras” quizá que la propuesta que antes os comentaba. Sin embargo, no por ello son las clásicas escenas que nos evoca el libro en la versión más Disney. Por eso lo he disfrutado tanto. Me gusta porque tienen personalidad, no son las típicas. Además, los autores han sabido escoger bien las partes en las que la imagen gana al texto, y eso se agradece mucho. Es difícil a veces maquetar un libro como este (os lo digo porque entiendo de lo que hablo), y poder hacerlo con elegancia y sin que resulte burdo es un arte. En este caso se ha cuidado muy bien cómo introducir y qué introducir en cada página, mezclando el color y el blanco y negro de forma muy equilibrada.

Es por eso que no dejaré de recomendar que os sumerjáis en esta lectura y reviváis así el clásico cuento de Peter Pan, con ese toque de color que te hace la aventura mucho más dulce.

 

El invierno del descontento

Título: El invierno del descontento

Autor: Tomas B. Reverdy

Editorial: Alianza de Novelas

Año de publicación: 2019

Nota: 4/5

Resultado de imagen de el invierno del descontento

iconolibro  SINOPSIS: Londres, 1979: Candice, estudiante de artes escénicas de veinte años, atraviesa a diario la ciudad en bicicleta. Para pagarse sus clases de teatro, trabaja repartiendo paquetes para City Wheelz, una empresa de mensajería que aprovecha la parálisis de la capital por meses de huelga para hacer negocio. Esta época es la que el periódico The Sun calificó como ‘el invierno del descontento’: comienzan el desmantelamiento del estado de bienestar, la destrucción de los sindicatos, la precariedad juvenil… Estamos, en definitiva, ante el fin de los años dorados y la consiguiente instauración del liberalismo salvaje thatcheriano.

Será precisamente con una desconocida Margaret Thatcher con quien se encuentre Candice en el teatro Warehouse mientras ensaya su papel en Ricardo III con su compañía femenina Las Shakespeareanas. Allí acude la futura jefa de Estado para recibir clases de dicción y mejorar sus posibilidades de ascenso al gobierno. Se volverán a ver, frente a frente, el día del estreno. Para entonces, Candice habrá reflexionado sobre el poder y despertado su conciencia política, repartido panfletos, bailado en pubs clandestinos a ritmo de punk y rock, y superado la infinita soledad que la rodea.

opinion  OPINIÓN PERSONAL: Hacía tiempo que no leía algo ligero, pero a la vez cargado de matices históricos. Y es que esta novela trata de un año que marcó claramente un cambio para muchos en el Reino Unido, y se da mucha información sin que sea por ello aburrido. Ese creo que es el principal acierto de esta obra. ¿Cómo lo hace? Gracias a una forma de narrar muy dinámica, con frases cortas, diálogos que van al grano y detalles que sirven para dar color a la historia, pero no cargarla en exceso o complicarla para el lector.

Así conoceremos a Candice, el personaje principal del relato, aunque en realidad el centro de todo es la ciudad y la crisis. Sin embargo, esta joven sirve para que el lector entre en un momento histórico que le puede resultar muy lejano, y a la vez se sienta partícipe de la historia por sus vivencias. Empatizamos con ella, y lo hacemos porque como cualquier joven busca su sitio. Está viviendo un momento de cambio, plagado de incertidumbres, y se rebela contra ello, en parte gracias al teatro. Una vía de escape y expresión a partes iguales.

Ese enlace me ha gustado mucho, porque la ironía de vincular el cambio de gobierno en Gran Bretaña (principalmente por la aparición y encumbramiento de Margaret Thatcher) con la obra de Ricardo III, me parece brutal. Se reflexiona durante todo el libro sobre cómo el poder corrompe, cómo nunca se piensa en el pueblo y cómo muchos sobreviven cuando vienen mal dadas porque no les queda otra. Ese “no future” que aparece como eslogan en algunos capítulos me ha hecho darme cuenta de que, pese a todos los años que han pasado -y la peculiaridad intrínseca de la flema británica- la crisis que vivimos ahora en España no es tan especial.

Los cierres de fábricas, los despidos, las huelgas, las puyas políticas por desacreditar al rival, las dificultades por pagar el alquiler… nosotros también vivimos hoy “nuestro invierno del descontento” y aún nos queda.

También me ha gustado cómo el autor incluye a la prensa como narradora de la historia. A través de titulares de diferentes medios o con la cobertura de la campaña de Thatcher en la caravana política. Se nota que cuida los detalles para que el lector disfrute, algo que también consigue poniéndole una banda sonora al relato a través de canciones y grupos de la época.

Por todo ello, sin lugar a dudas recomiendo esta lectura, porque nos ayuda a situarnos en el mapa. Nos hace darnos cuenta de que nadie es imprescindible, y que la fuerza muchas veces se ejerce desde uno mismo, pese a todo. Aquí me gustaría apuntar a un personaje que aparece de forma tangencial. Esa figura de John, tan carismática, me ha parecido el toque más dulce de un relato crudo en donde todos nos reconoceremos, no sólo en la rebeldía de Candice, sino también en algunas palabras de Thatcher o Ricardo III.

Habrá que seguir luchando por un mundo mejor… como podamos.