Marfil (Enfrentados #1)

Título: Marfil (Enfrentados #1)

Autor: Mercedes Ron

Editorial: Montena

Año de publicación: 2019

Nota: 3/5

Resultado de imagen de marfil libro

iconolibro  SINOPSIS: Marfil tiene 20 años y vive en Nueva York, pero no todo es tan idílico como parece: hace unos días fue secuestrada mientras paseaba por Central Park. Su padre tiene muy claro que la razón del secuestro ha sido para mandarle un mensaje: podemos llegar a ella.

A pesar de ser liberada, todo ha cambiado para Marfil: su vida no es la misma, y ella tampoco. Sobre todo porque ahora nunca está sola: siempre la acompaña Sebastian Moore, su guardaespaldas.

Sebastian demostrará ser el encargado perfecto para protegerla, sobre todo cuando comienzan a llegar las amenazas de muerte, aunque nunca hubiese pensado que la tarea más complicada no sería esa, sino mantener a Marfil Cortés alejada de él.

¿Está Marfil preparada para descubrir la verdad de su pasado? ¿Lo pondrá todo en riesgo la atracción que ha surgido entre ambos?

opinion  OPINIÓN PERSONAL: Es la primera vez que leo una novela de Mercedes Ron, y ya tenía ganas de ver cómo construye las historias y los personajes, especialmente después de ver las buenas críticas que cosechó con su anterior saga “Culpables”.

Los que me seguís por el blog ya sabéis que no soy muy amante de la novela romántica, pero es cierto que de vez en cuando me apetece leer algún libro ligero. En ese sentido esta novela no decepciona. La historia se lee bien, la narrativa engancha y la tensión sexual entre los personajes creo que le va a gustar a la mayor parte de los lectores que llegue hasta esta trama.

Comencemos por el principio: la historia. Es cierto que el eco a “El guardaespaldas” está ahí. Y eso que en vez de ser una cantante famosa, en este caso la protagonista es la típica niña rica, y encima en plan cuerpo de infarto. Marfil parece tenerlo todo: una vida de ensueño en Nueva York , acostumbrada a los lujos y a marcar los ritmos con los hombres, que caen rendidos a sus pies.

Sin embargo, conforme el lector avanza en la lectura descubre que “no es oro todo lo que reluce”. Marfil es cierto que tiene lo que quiere, porque su padre está montado en el dólar gracias a sus negocios. Y ella; tras salir del internado, en el que ha estudiado hasta la adolescencia, se ha mudado a la parte más pija de la Gran Manzana a estudiar Económicas. Pero no es tan feliz como cabría esperar. Y eso que su amigo Liam la tiene en palmitas y parece que es el centro de las miradas de todos los hombres que se cruzan en su camino.

¿Qué le sucede? Pues parece ser que tras una gran decepción amorosa, ha bloqueado todos sus sentimientos. Ahora quiere ser como los hombres: “disfrutar sin ataduras” y se plantea que si la gente quiere disfrutar de su cuerpo, ella hará lo propio con el sexo contrario. Como suele pasar siempre que nos imponemos ese tipo de ideas en la cabeza, todo se va a ir al traste de manera arrolladora.

Lo primero que sucede es que la secuestran. Una tarde que sale a correr, la abordan por sorpresa y días después despierta en un hospital. Parece que no le ha sucedido nada, pero estas cosas no suceden por azar. Así que todo parece indicar que ese aviso va dirigido a su padre, ¿por qué? El lector puede ir suponiendo cosas desde este punto. Pero lo importante aquí es que entrará en acción Sebastian, su guardaespaldas.

Como buen magnate, su padre cuenta con recursos y contactos suficientes, y quiere proteger a su primogénita. De esta forma pondrá en su vida, al más puro estilo “perro guardián”, a este muchacho que, como no podía ser de otra forma, es un bombonazo. Frío y masculino hasta la médula, Sebastian va a cautivar al poco tiempo de entrar en su vida a una Marfil que no está acostumbrada a que le digan que no.

Esa tensión sexual engancha mucho, como ya he comentado, y se entremezcla con la tensión argumental de ver que algo está sucediendo y parece amenazar constantemente la vida de la joven. Al principio parece más una broma de mal gusto que otra cosa, pero pronto veremos que las amenazas se van volviendo cada vez más serias. Sin embargo, no nos engañemos, la autora no quiere que estemos angustiados por esto, lo que quiere es que tengamos ganas de que Marfil y Sebastian se dejen llevar hasta el final.

El juego entre los dos es bastante adictivo. Y eso que tiene algún punto un tanto crítico, sobre todo cuando ella intenta llevarle a su terreno y él se comporta como un macho cabrío de libro. Es por eso que los capítulos que narra él se vuelven tan importantes para el lector, ya que es aquí cuando de verdad veremos lo que pasa por su cabeza.

En lo que respecta a ella, lo que más he echado de menos es que terminase de romper con el estereotipo de chica rica guapa. Se ve que tiene carácter y tiene un punto rebelde que gusta mucho, pero luego acaba siendo un tanto ñoña, y eso me ha disgustado en bastantes puntos de la historia. No comprendo cómo tiene tanta garra en algunos momentos y, en otros, se vuelve una blanda. Especialmente cuando se enfrenta a Marcus, ahora hablaremos de él ya que, junto con el padre de Marfil, son los dos elementos que imponen la tensión argumental en la historia:

  • Comencemos por el padre de la joven. Digamos que el lector al principio de la historia va a ver que se trata de un hombre que tiene muchos fantasmas en el armario, y eso no se logra siendo un buen empresario. Además su actitud no deja lugar a dudas, y más cuando Marfil cuenta algún suceso de cuando era niña. La parte más turbia del padre se va desvelando poco a poco, aunque es bastante predecible a mi juicio. Lo que resulta más sorprendente es que Marfil haya vivido en la inopia todos estos años…
  • Luego está Marcus. Un joven que le presenta el padre a Marfil, ya que parece que ambas familias son amigas desde hace tiempo, y que pronto se encapricha con ella. Se trata de un chico de lo más peligroso y agresivo. Este sí que no va a aceptar que sea ella la que diga por dónde quiere ir, y mucho menos que le diga que no. Se trata, por tanto, de un personaje muy oscuro que amenaza con hacerse con el control de toda su vida gracias a una deuda que su padre parece tener para con él. ¿Cuál? La descubriremos casi al final del libro.

Dicho esto, podemos suponer que ese será el hilo argumental que centre la historia en la segunda parte de esta trama: “Ébano”, que se publicará este otoño.

Para terminar, me gustaría hablar brevemente de otros personajes que, aunque básicamente coral, el lector va a encontrar en esta trama:

  • Gabriella, la hermana pequeña de Marfil. Un carácter totalmente opuesto, aunque creo que puede dar bastante juego en la historia. Habrá que ver si la autora se lo permite en el próximo libro.
  • Liam, el amigo que ha sido en el pasado algo más para Marfil. Me gusta el carácter que tiene y creo que es un contrapunto muy interesante para la vida de la protagonista, y también para la de su amiga Tami. Ese dueto me gusta mucho y espero que su tensión vaya a más en el siguiente libro, aunque no sé si sea demasiada distracción para que el lector pueda centrarse de verdad en el trío Marcus-Marfil-Sebastian. Habrá que ver cómo lo resuelve Mercedes Ron.

Creo que en lo que se refiere a la caracterización y contextualización de los personajes la autora ha hecho un buen trabajo. Así que habrá que ver cómo continúa la historia y cómo se resuelve. De momento, es una lectura amena que os recomiendo.

La gran mentira

Título: La gran mentira

Autor: Karen Cleveland

Editorial: Planeta

Año de publicación: 2019

Nota: 4/5

Resultado de imagen de la gran mentira libro

iconolibro  SINOPSIS: Entras en la habitación de tu hijo. El caos habitual. Recoges restos de comida, ropa desperdigada, abres el armario para ponerlo todo en su sitio… y lo ves. Y entonces te das cuenta de una horrible verdad: tu propio hijo puede ser un peligro. Stephanie Maddox dirige el departamento de Asuntos Internos del FBI, donde supervisa que todos sus compañeros cumplan las reglas. Llegar hasta aquí le ha costado casi dos décadas de trabajo duro y sacrificios personales, como la relación con su hijo adolescente, Zachary, que espera con nervios su admisión a la universidad. Como madre soltera, Steph se perdió muchos eventos escolares, cumpleaños y vacaciones, pero la verdad es que movería cielo y la tierra por él, incluso lo protegería de un terrible secreto de su propio pasado. Nunca se pudo imaginar que Zachary guardaría sus propios secretos.

opinion  OPINIÓN PERSONAL: El anterior libro de Karen Cleveland, “Toda la verdad“, me sorprendió gratamente y me demostró que es una artista de los quiebros argumentales y de la tensión narrativa. Con este, no esperaba menos.

Lo primero a valorar es que se trata de una novela que se lee de forma muy ágil. Y eso a pesar de ser una trama de intriga con toques policiales y terroristas. Como protagonista tendremos de nuevo a una mujer. Una investigadora del FBI que ha antepuesto durante años su carrera a todo, fruto de un desafortunado suceso con un senador de Estados Unidos para el que trabajó como becaria. Ese punto de inflexión le hizo obligarse a sí misma a tomar decisiones (o eso argumenta constantemente ella, tanto a sí misma como a los demás) que la situaron en el centro de la diana de los malos. Y es que, durante los primeros años de su carrera se dedicó a perseguir a grandes capos de la mafia de Chicago.

Ese trabajo la catapultó dentro del Buró, pero también la traerá consecuencias que no esperaba con el paso de los años, llegando incluso a poner en riesgo a su hijo.

Conforme avanza la narración nos damos cuenta de que Stephanie tiene demasiados frentes abiertos, lo que propicia que caiga en una espiral en donde se vuelve controladora, neurótica y bastante desconfiada en general respecto a todo y a todos. Esa tensión narrativa se lleva con gran maestría por la autora, que nos hará querer darla un bofetón en más de una y más de dos ocasiones.

De pronto, llega el detonante de todo: su hijo, Zachary, un as de la informática, parece haber cometido un error y se ha metido en un grupo antigubernamental que planea ataques contra importantes miembros estadounidenses (senadores y jefes de las principales instituciones de seguridad del país). O eso es lo que quieren hacerla creer, pero ella se resiste. Algo que no tiene ni pies ni cabeza.

Vale, es su hijo, y quién no ha leído el libro pensará que como es su madre, es normal que le defienda y proteja, pero Stephanie dista mucho de ser un modelo como madre y, a pesar de tener un hijo adolescente, carece de vínculos con él. De hecho, el mayor problema de todo es que no lo conoce en absoluto (y poco parece haberla importado hasta ahora).

A esto, se le suma que desde el principio el lector tiene la sensación de que hay algo más. El adolescente asegura que es “un buen mentiroso” en algún punto. Y ella misma va rememorando algunas cosas que demuestran que desde que nació Zachary,  su  madrebha antepuesto constantemente su carrera a sus necesidades, y le ha llevado “a rastras” a todas sus locuras, llegando incluso a ponerle en peligro. No existe confianza entre ambos, por lo que el joven ha seguido su propio camino y ha tomado sus decisiones sin contar con ella.

¿De qué se extraña ahora Stephanie? Esa actitud me ha cabreado bastante. Esperaba que ella asumiese su parte de responsabilidad, no que se haga la inocente y se las de de listilla. Que es la sensación que le queda al lector con todo lo que sucede en la primera mitad del libro.

Después comienzan a aparecer cabos sueltos de su pasado, que darán la idea al lector de que la agente tiene más de uno y más de dos enemigos que pueden querer hacerla daño. Jackson, un prometedor agente vinculado a Rusia que comienza q ascender de forma rápida; Scott, un ex de Stephanie que es quien la pone sobre aviso de su hijo; Marta, una amiga de la CIA que ha desaparecido de su vida tras presionarla demasiado para conseguir información sobre un caso del pasado… Así que el lector tendrá que decidir si cree que hay un complot contra ella o si, por el contrario, su hijo es culpable.

Ese es el juego que nos plantea de nuevo Karen Cleverand y lo cierto es que engancha. Su estilo directo y la mezcla de tiempos y espacios es adictiva, aunque debo decir que esta vez en alguno de los flasback me he descentrado un poco. Y es que a veces lo encontramos como un pequeño texto en medio de un capítulo, y ese ir y venir resulta un tanto apresurado.

El mayor pero que encuentro es la resolución final. Digamos que cierra la trama, pero que a la vez la deja abierta, como guardándose un as en la manga por si decide hacer una continuación, o por si el lector quiere imaginar hacia dónde continuarán las vidas de los protagonistas. Y todo ello, en apenas diez páginas. Creo que este tipo de historia se merece un buen desenlace, con detalles y elementos que ha dejado el autor en el camino para ir guiándonos durante la lectura, y aquí no he sentido ese mimo que me pedía el punto y final.

Pese a ello, como ya he comentado, es una lectura ligera que mantendrá enganchado al lector, haciéndose muchas preguntas en el desarrollo de la misma. Voy a utilizar para terminar una analogía que los que lean la novela van a comprender y, los que no, espero que al menos despierte su cyriosodad. Diré que, sin lugar a dudas está autora tiene un sello personal que hace que las historias sean como partidas de ajedrez (de hecho, en este libro se alude a ese juego en varias ocasiones): toda la trama gira en torno a proteger al rey, aunque sea a costa de sacrificar a peones, torres e incluso, a la propia reina.

Amores solitarios

Título: Amores solitarios

Autor: Morgane Ortin

Editorial: Roca Juvenil

Año de publicación: 2019

Nota: 5/5

iconolibro  SINOPSIS: ¿Quién ha dicho que la sentimentalidad es algo cursi?

El sentimiento es la vanguardia.

El romanticismo intemporal moderno.

Y Amores solitarios es el manifiesto de esta nueva era.

Porque en el pasado, los enamorados se intercambiaban cartas.

Hoy, se envían mensajes de texto.

Sin embargo, la poesía no ha desaparecido nunca.

Amores solitarios es el manifiesto del amor moderno, del amor 2.0, que reagrupa cientos de mensajes de amor anónimos. Desde que creó la cuenta de Instagram Amours solitaires (@amours_solitaires) Morgane Ortin ha recopilado miles de conversaciones íntimas de amantes anónimos. Palabras dulces, palabras crueles, exaltadas, eróticas, simples, divertidas, sensuales, hábiles, dulces, alocadas.

Morgane ha seleccionado 278 de estos mensajes que a través de un maravilloso y lírico montaje, y ha reunido para componer ahora en forma de libro la gran y hermosa historia de amor que estás a punto de leer.

opinion  OPINIÓN PERSONAL: Lo cierto es que al salir este libro lo primero que me llamó la atención fue la edición. El hecho de que se cuente una historia de amor mediante mensajes de texto, me parece novedosa y refrescante. Y, al profundizar en el proyecto que hay detrás, me quedé aún más ensimismada. Libro en mano, ahora se trataba de ver cómo lo concretaba la autora y si el desarrollo me convencía.

Lo primero que debo decir es que es una historia que se lee muy bien. El ritmo es ágil y, aún sin demasiado contexto, el lector entra rápidamente en la trama y queda enganchado en el cruce de sentimientos de los dos protagonistas que, lejos de plantear mensajes sin dirección, tienen un hilo argumental y una tensión creciente.

Me ha gustado cómo la autora fragmenta lo que sucede y cómo sucede en diferentes bloques:

  • Quieres mi número
  • Ven, vamos a construir algo hermoso
  • Desnúdate, tengo que hablar contigo
  • Poemas de sensaciones
  • Te amodio
  • Mis noches oscuras
  • El tiempo que nos quisimos, libres y bellos
  • Nos despedimos en silencio
  • En nuestro rinconcito aparte

Al final, son ideas que van quedando tras el cruce de mensajes de texto, y que nos sirven para comprender el punto en el que se encuentran las dos voces que intervienen. De hecho, son frases que van a aparecer dentro del capítulo, pero no por conocerlas de antemano el lector se va a sentir decepcionado.

No diré demasiado sobre la historia, porque creo que merece la pena descubrirla dentro del libro. Así pues, lo que os puedo contar sobre la trama es que él y ella (puesto que no sabemos sus nombres) se encuentran y se quieren. Apuestan desde el inicio por una relación abierta, lejos de convencionalismos. Ambos comparten esa visión y creen sentirse cómodos llevándola a cabo. Sin embargo, conforme avanza todo, se encuentran con que se necesitan más de lo que esperaban.

Así viviremos una cuenta atrás en esa relación en la que cuentan igual los silencios (porque hay páginas, en este caso días, vacíos) que los mensajes, y en donde se hace constantemente alusión a esta nueva forma que tenemos de relacionarnos hoy en día. Una relación dependiente de la tecnología y que olvida en ocasiones la magia de antaño, en donde los tiempos eran diferentes y las comunicaciones entre amantes también. Ellos se cuentan todo. Hablan de lo que van sintiendo, de sus miedos y de sus ganas mutuas por deshacer la cama.

Me ha convencido el que la autora recoja esa tensión entre ambos, en donde lo mismo aparecen dudas sobre la continuidad de la relación, que esa locura transitoria que se vive en los primeros compases de un amor. El tener la cabeza bullendo y el estómago lleno de mariposas. La soledad que se siente cuando no tienes contestación del ser que te provoca todas las emociones a flor de piel. Y la necesidad imperiosa de sentir todo, incluso aunque sea un fuego que te consuma por dentro. El lector va a vivir todo como en primera persona.

Y es que, aunque parezca mentira, he llegado a sentir esa necesidad de los protagonistas por abrazarse y por tirarse trastos a la cabeza. Esa ansiedad de querer encontrarse y de vivir todo al 500%. Me ha gustado cómo se explican, cómo utilizan reflexiones de textos literarios (¡incluso citan a Kafka!), hablan de música (que sirve para ambientar lo que sienten, como una melodía de fondo que suena bajito…), y se dejan llevar. Cómo los emojis aparecen para decir cosas sin decir realmente nada. Algo tan nuestro, tan de nuestro día a día como esa imagen que interpretar al otro lado, cuando no sabemos qué decir.

Pensaba que esta historia sería complicada de seguir, porque salvo la cronología de horas y días no tenemos nada más. No conocemos realmente a los protagonistas. Sabemos algunos rasgos, los que ellos se van recordando en los mensajes. Sonrisas, gestos, miradas. Ni siquiera tenemos los nombres, como ya os comenté. Y, sin embargo, los sentimos muy cerca. Con apenas el texto de un tweet. Es increíble.

Sin lugar a dudas este libro refleja lo innecesarias que son a veces las florituras, y cómo podemos decir mucho con pocas palabras. Lo bueno si breve, dos veces bueno. Eso se dice. Aquí se cumple. Si decidís sumergiros en esta lectura, os prometo que volveréis a ser niños de nuevo. Os sentiréis frágiles y a la vez fuertes. Será un cocktail de sensaciones en cada página. A mí es una lectura que me ha sorprendido muchísimo. Espero que vosotros también caigáis en la tentación.

Reino conquistado (Reino dividido #2)

Título: Reino conquistado (Reino dividido #2)

Autor: Joelle Charbonneau

Editorial: DNX

Año de publicación: 2019

Nota: 4,5/5

Resultado de imagen de reino conquistado

iconolibro  SINOPSIS: Las pruebas de la sucesión virtuosa han terminado. El príncipe Andreus es rey, y la princesa Carys está muerta. Pero incluso mientras está obsesionado por lo que hizo para ganar el trono, Andreus descubre que su sueño de gobernar solo trae nuevos problemas. La gente ama a su gemela aún más en la muerte que cuando estaba viva. Los ancianos lo tratan como una figura decorativa. Y lo peor de todo, es que los vientos de Eden están vacilando.

Pero Carys está viva. Exiliada en el desierto, ella lucha por controlar los poderes que se han liberado en su interior. Y a medida que se fortalece, también lo hace su convicción de que debe regresar al Palacio de los Vientos, enfrentar a su gemelo y erradicar la traición que comenzó mucho antes de las primeras Pruebas.

El Reino del Eden se está oscureciendo cada día más. Hermanos y hermanas, antiguos enemigos, deben decidir si algunas traiciones son demasiado profundas para ser perdonadas, y si uno llevará la corona o ambos perderán todo.

opinion  OPINIÓN PERSONAL: Si el primer libro se centraba en la competición entre los dos hermanos, Carys y  Andreus, por el trono de Eden; este se centra en la fuerza de la sangre y en la redención.

Debo decir que la primera parte me gustó, aunque no me resultó muy novedosa. Al fin y al cabo es la disputa de dos hermanos por el trono, con las intrigas de la corte y los amoríos de uno y otro. Pero esta segunda parte es otra historia, y me ha encantado.

Podríamos pensar que está novela se centraría en la venganza. Quizá en las primeras páginas es así, pero pronto vamos a descubrir que la autora nos reserva una trama preciosa y que yo, al menos, no recuerdo haber leído en un libro de fantasía.

El amor inquebrantable de dos hermanos, pese a todo. La lucha por devolver la luz a un reino. Una luz que se relaciona con romper con legados de intrigas y confabulaciones por el poder. La lealtad más allá de la sangre, aquella de los amigos, que son la familia que uno elige. Y las virtudes que debería tener un rey, pero que sólo se construyen cuando confiamos en los otros y nos ganamos su respeto, no por quienes somos, sino por nuestros hechos.

Este libro cuenta con la alternancia de las dos voces, igual que el anterior, pero su ritmo es bien distinto. Desde el inicio hay acción e intriga, y va creciendo hasta llegar al desenlace. Además, los dos hermanos han crecido exponencialmente desde el libro anterior, con lo que el lector va a disfrutar mucho de ambos. Y, en caso de tener un favorito, no sé si aquí puede que cambien las tornas…

Me gustaría recalcar que he disfrutado mucho con los equipos de aliados de los dos hermanos. Garret, Errik y Larkin, con Carys. Y Max y Graylem, con Andreus. Sin embargo, debo admitir que el resto de personajes que aparecen están muy bien construidos también: Oben, el Consejo de Elderes, los Magos de la Luz, la adivina Kiara… todos juegan importantes papeles en el desarrollo de una historia que me ha parecido redonda.

Pese a todo lo dicho, le pongo dos pegas.  La primera, que quizá el desenlace pide un poco más. Cuando quedan apenas treinta páginas para el final, la historia sigue en un punto muy alto y todo está abierto. Y, de pronto, la autora nos lanza todo. No sé, creo que con el buen desarrollo de los personajes y de la trama, un final más largo de habría disfrutado muchísimo. Y eso que al final me he quedado muy satisfecha con todo lo que sucede, eso también debo reconocerlo.

Y, la segunda, es un punto que a priori parece inquietar al lector y tener miga para el desarrollo de la historia, pero que queda cojo y sin concretar, -no sé si pensando en hacer algún tipo de continuación-. Me refiero a la parte de los Xhelozi. Unos seres que amenazan al reino, pero ¿por qué? No queda muy claro. Ni tampoco el final en lo que a ellos se refiere. En cualquier caso, he confirmado con la editorial que esta saga está compuesta de dos libros, por lo que este es a priori el final de los personajes.

Para terminar, no me queda más que animaros a leer estas novelas, porque estoy segura de que el giro final que tienen, os va a sorprender y encantar como a mí. Si los leéis, os espero en los comentarios para saber vuestra opinión.

 

La compañía negra: La primera crónica (#1)

Título: La compañía negra: La primera crónica (#1)

Autor: Glen Cook

Editorial: Montena

Año de publicación: 2019

Nota: 3/5

Resultado de imagen de la compañia negra la primera cronica

iconolibro  SINOPSIS: Nadie abandona la Compañía, excepto si es con los pies por delante.La Compañía es el hogar.

“Somos la última de las Doce Auténticas Compañías. Hemos sobrevivido más de un siglo a las demás, pero temo que nos encontremos en nuestro ocaso. Siento que esta puede ser la última misión. Una página de la historia está a punto de pasar, y una vez lo haga, las grandes hermandades guerreras quedarán destruidas y olvidadas.”

opinion  OPINIÓN PERSONAL: Lo primero que debemos saber es que este libro forma parte de una colección de diez novelas largas que comenzaron a publicarse en 1984. Ahora las han reeditado para volver a acercarlas a los amantes de la ciencia ficción y el fantasy. 

Leer una novela de género de los ochenta me resultaba todo un reto, sobre todo por ver cómo se concebía la fantasía entonces y cómo se narraría una historia así. Con ese espíritu, y apoyada en unas críticas que no podían ser mejores, decidí sumergirme en el universo que planteaba Glen Cook.

El primer punto que debo contaros es que el aterrizaje a la historia cuesta un poco. Y es que, nos encontramos con multitud de personajes pertenecientes a la llamada Compañía Negra que prácticamente desde el arranque ya están metidos en multitud de líos. Unos personajes de lo más variopintos y que conocemos a través de motes, por lo que el lector de primeras puede sentirse un tanto abrumado. 

Vemos que la voz cantante la lleva el médico del grupo, al que llaman Matasanos. Él será el encargado de conducirnos a través de las misiones que se les encomiendan, ofreciendo además su visión particular de determinados acontecimientos que les sorprenden en este viaje, ya que se posiciona también como el cronista del grupo, y quiere documentar sus aventuras.

Será así como vayamos conociendo al resto de la tropa, entre la que podemos destacar a Atrapaalmas, Cuervo a Un Ojo. Todos ellos, personajes fuertes que seguro van a servir de enganche para el lector. El resto, a mi juicio, son bastante corales. Y eso que el encabezado de los capítulos se refiere a algunos de ellos.

De hecho, son los personajes que encabezan los capítulos los que marcan el argumento de la historia. En medio de este encontramos los dos bandos, de buenos y malos, que van a enfrentarse. El problema es que hasta casi el final no sabremos el por qué. La Compañía Negra parece ser el bando de los buenos, que tienen a personajes con dones llamados los Tomados, y que forman parte de un grupo de élite que recluta la Dama.

Será ella quien hile las batallas y destinos de la Compañía, en especial con Matasanos que se encuentra perdidamente enamorado de ella.

Entre batalla y batalla nos encontramos a los personajes malvados, entre los que destacamos al forvalaka o el Renco, y que pondrán en dificultades a los protagonistas. Centrándose en las batallas y las intrigas entre los miembros del grupo, no debe extrañarnos que el ritmo de la novela sea rápido, con frases cortas, muchos diálogos y pocas descripciones. Quizá ese sería un fallo para mí, y es que he echado en falta algo más de contextualización para saber qué me estaban contando. Algo que me ha sucedido durante los primeros dos tercios del libro.

Es por eso que parte de la lectura se desarrolla sin que tengas una idea clara de hacia donde va la trama. Y eso me ha desesperado mucho, hasta el punto de plantearme abandonar la historia.

Sin embargo, debo decir que el giro final que se plantea en el último tercio (las ochenta páginas finales) me ha convencido. El autor ha sabido dar protagonismo a las mujeres, algo que me ha sorprendido mucho teniendo en cuenta la época en la que fue escrito. Y también ha sentado una base, que únicamente alcanzas a atisbar al final, que abre la posibilidad de una trama mucho más atractiva – desde mi punto de vista – de cara al próximo libro.

Es por eso que sí que recomendaría la lectura de esta obra a los amantes de la fantasía. Aunque es importante que quien decida emprender este camino sepa que durante gran parte del inicio va a estar totalmente perdido, por todo lo que os he comentado. Y también deben tener presente que lo que se consideraba fantasía, hace más de treinta años, dista mucho de lo que hoy podemos leer en las novelas de género. 

Creo que, con esos puntos claros, esta lectura se puede disfrutar. Si os decidís, espero que me contéis qué os ha parecido en los comentarios.