El clamor de los bosques

Título: El clamor de los bosques

Autor: Richard Powers

Editorial: ADN (Alianza de Novelas)

Año de publicación: 2019

Nota: 4/5

Resultado de imagen de el clamor de los bosques

iconolibro  SINOPSIS: Un jefe de carga de las Fuerzas Aéreas en Vietnam sale disparado por el cielo y se salva al caer sobre un baniano. Un artista hereda cien años de retratos fotográficos, todos del mismo castaño americano maldito. Una universitaria juerguista se electrocuta a finales de los ochenta, muere y regresa a la vida gracias a unas criaturas de aire y luz. Una científica con problemas de oído y de habla descubre que los árboles se comunican entre sí.

Estos cuatro personajes y otros cinco desconocidos más, todos ellos convocados por los árboles de diferentes modos, se reúnen en una última y violenta batalla para salvar los pocos acres de bosque virgen que quedan en el continente americano. Un relato arrollador y exaltado sobre el activismo y la resistencia, que es también una deslumbrante evocación, y una alabanza, del mundo natural. Desde las raíces hasta las copas y de vuelta a las semillas, “El clamor de los bosques”, ambientada en varias épocas, se desarrolla en círculos concéntricos de fábulas entrelazadas y explora el conflicto esencial de nuestro planeta: el que tiene lugar entre humanos y no humanos.

Existe un mundo al lado del nuestro, un mundo extenso, lento, interconectado, lleno de recursos, ingenioso al máximo y casi invisible para nosotros. Esta es la historia de un grupo de personas que aprenden a ver ese mundo y que forman parte su paulatina catástrofe. “El clamor de los bosques” es un libro para todos los lectores que han dejado de creer en la separación autoimpuesta entre la humanidad y el resto de la creación, y que aguardan la posibilidad transformadora y regeneradora de un regreso al hogar. Si los árboles de este planeta pudieran hablar, ¿qué nos dirían? «Escucha. Hay algo que debes oír».

opinion  OPINIÓN PERSONAL: Este libro está fragmentado en tres bloques, y creo que el lector no tiene idea de cómo va a ser la narración hasta prácticamente la mitad. Esa es parte de la magia de la obra, así que trataré de no desvelar demasiado en esta crítica.

En el arranque la historia parece una colección de micro relatos, porque cada capítulo puede tomarse de forma independiente. Cada texto aparece encabezado por el nombre del que será uno de los protagonistas de la novela y la imagen de un fruto u hoja de un árbol. Así iremos poco a poco dejándonos llevar por un relato en el que no terminamos de ver un hilo conductor, más allá de que cada texto hace referencia a un árbol en concreto. Eso sí, os puedo decir que alguno de los relatos a veces te sobrecoge de una forma que necesita espacio para digerirse.

Y es que las historias se basan en verdades universales. Todos las conocemos, pero muchas veces pasan de largo por el frenesí del día a día, la industrialización o la globalización. Podemos llegar a pensar que son locuras de unos hippies en algunos momentos. En otros, nos descubrimos con preguntas que quizá nosotros mismos hemos llegado a plantear en algún momento de nuestra vida. ¿Por qué? Básicamente porque las historias de los personajes nos cuentan mitos y advertencias en donde los árboles son los protagonistas, aunque aparecen como secundarios. Maestros milenarios que ven pasar el tiempo y ante los que el ser humano ha mostrado soberbia e indiferencia. Y es que el hombre está acostumbrado a pensar que todo le pertenece, incluida la tierra que pisa.

Es por eso que este libro resulta una lectura necesaria. Un canto a la vida y un llamamiento al respeto y a la observación hacia el mundo que nos rodea. En suma, una maravilla.

Querría destacar alguno de los relatos, por ejemplo el de Patricia Westerford (página 142) que son simplemente perfectos. Otros no tanto, y el lector se queda un poco a medias. Quizá porque la trama resulta un poco rápida y superficial entre relato y relato, en donde no tenemos nada que una a los personajes. Mientras pensamos esto… llega la sorpresa, y todo se entrecruza mágicamente a partir del apartado llamado “Tronco”. Y es entonces cuando comprendes el verdadero objetivo del autor.

La historia que te está contando, desde diferentes visiones, resulta complementaria. No se puede prescindir de ningún protagonista. Al inicio son raíces, individuales. Buscan sobrevivir, quizá a su propio destino, quizá a metas que les ha marcado otra persona, pero que les condicionan en su día a día. Pero en ese punto, sobre la página 200, todo se une. Los nutrientes, la luz, la energía… Todo, aparece entremezclado en ese “Tronco” que sustenta lo que encontraremos al final: las ramas.

Hay varias frases que nos van dando pistas durante el relato. Parece ingenuo, incluso idílico en muchos puntos, pero nada más lejos de la realidad. Los seres mágicos que están hablando de forma intermitente nos están dando una lección de vida, y lo harán a través de diferentes ojos y personajes. Pero a la vez lanzan un ruego y un sueño conjunto: que les dejemos vivir, que les respetemos y nos demos cuenta de lo terriblemente egoístas que estamos siendo.

Los protagonistas van evolucionando durante toda la obra. Muchos de ellos dan un giro de 360 grados. Otros se van adaptando a las circunstancias, que parecen ser manejadas por los hilos invisibles de esos gigantes milenarios que resultan estar hoy en peligro. Es por eso que necesitan nuestra ayuda. Es como si hubiesen seleccionado a un grupo de personas para darles una visión más grande, para comunicarse y tratar de buscar una solución al problema. Aunque esa solución pase por un enfrentamiento que puede llevar a cada sujeto hasta situaciones extremas.

Así se va desarrollando la historia, en una sincronía agonizante que va creciendo en intensidad a cada página. El lector está enganchado en la trama, y siente que se aproxima la tragedia. Es así como llegamos a la parte llamada “Ramas”. Y hasta aquí puedo leer.

Creo que resultaría un gran spoiler comentar más acerca del cierre de la novela. El mejor homenaje para el autor, es animaros a descubrir el motivo que le lleva hasta ese punto y el final que tiene preparado para el lector.

La trama tiene momentos mágicos. La narración está bien traza, cuidada hasta el mínimo detalle con un lenguaje que introduce elementos literarios, poemas, leyendas de otras culturas, reflexiones que el autor plantea al lector… Se trata de un libro denso, tanto en páginas como en contenido. Creo que la lectura no es para todos los públicos, pero aquellos que tengan interés por el mundo que les rodea y quieran sentir la “magia” desde una visión mucho más humana que la que se plantea en los libros de fantasía, debería dan una oportunidad a esta obra.

2 thoughts on “El clamor de los bosques

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s