Escarcha como noche (Nieve como cenizas #3)

Título: Escarcha como noche (Nieve como cenizas #3)

Autor: Sara Raasch

Editorial: DNX (Del Nuevo Extremo)

Año de publicación: 2017

Nota: 5/5

Resultado de imagen de escarcha como noche libro

iconolibro  SINOPSIS: Con Angra tratando de romper sus defensas mentales, necesita aprender a controlar su propia magia, por lo que cuando el líder de una Orden misteriosa de Paisly le ofrece enseñarle, ella aprovecha la oportunidad. Pero la verdadera solución para detener la Decadencia se encuentra en un laberinto en las profundidades de los Reinos de Temporada. Para vencer a Angra, Meira tendrá que entrar en el laberinto, destruir su propia magia y hacer el mayor sacrificio de todos. Mather hará cualquier cosa para salvar a su reina. Necesita reunir a los Niños del Deshielo y encontrarla, pero con un plan de ataque que no deja ningún reino indemne y una gran traición dentro de sus filas, ganar la guerra y proteger a Meira se desliza más y más fuera de su alcance.

opinion  OPINIÓN PERSONAL: Por fin estamos ante el desenlace de la saga “Nieve como cenizas”, y ¡cómo la esperaba! Los dos libros anteriores van in crescendo en intensidad y al cierre del segundo (“Hielo como fuego“) el lector se queda pasmado. Y es que, si algo he descubierto al leer esta trilogía es que Sara Raasch es una maga de los giros y de la tensión argumental, con lo que si os gusta el género os recomiendo que la tengáis vigilada.

Pasando a lo referente al libro… Lo primero que el lector debe saber es que en esta tercera entrega se suma una voz más a la hora de narrar la historia. Meira y Mather, si lo recordamos, ya eran protagonistas en el segundo, pero aquí Ceridwen también nos contará la trama desde su punto de vista. Se veía venir, porque este personaje conquista el corazón del lector sin lugar a dudas, y se merece su parte de gloria en este desenlace. Un pedacito del pastel que en el desenlace (y no diré demasiado para no hacer spoilers) pierde un poco y, aunque entiendo el por qué se la posiciona en el lugar que lo hace Raasch habría querido que estuviese hasta el tramo final junto a Meira.

Sobre la trama ya sabemos lo que hay: se aproxima inexorablemente el enfrentamiento Meira-Angra, y eso es algo que tememos y esperamos a partes iguales. Esa tensión hace que la historia cobre una velocidad de vértigo en cada página, y el lector no pueda soltar el libro.

Meira sigue avanzando en su entrenamiento en Paisly, con el objetivo de controlar al máximo su magia. Mientras, Angra avanza en su conquista de Primoria ayudado por Theron, un personaje que es imposible odiar a pesar de todo. Y es cierto que hace méritos en este libro, pero es parte de la magia que tiene la pluma de la autora: somos capaces de entender todo lo que hace y por qué, y podemos perdonarlo igual que hace la propia Meira. Y es que la reina de Invierno tiene un corazón noble y tememos que Angra le saque demasiado provecho, ya que se intuye poco a poco que las intenciones de la autora van a hacer que Theron también tenga un papel clave en esta batalla entre el bien y el mal. Y podría salir muy mal parado.

La Decadencia sigo creyendo que es un concepto muy bueno para todo lo que cuenta esta historia que, no nos engañemos, no es nada baladí. Hablar de cómo la gente se corrompe cuando tiene poder es algo que se vive en el día a día, pero aquí se ha contextualizado de una forma maravillosa y ha hecho que sueñe como una niña con que la gente sea capaz de dejar de lado sus diferencias para unirse por un fin común: construir un mundo mejor y más justo.

Por eso no puedo dejar de alabar la forma en la que Sara Raasch ha dado forma a todo este universo con los diferentes territorios con sus peculiaridades vinculadas a las estaciones, y que se traslada desde su apariencia hasta su forma de hablar. Me ha resultado una idea fresca y natural, y sorprende que no se le haya ocurrido a nadie antes.

Además, ya he comentado en críticas anteriores de la saga que los personajes son brillantes. Aquí se suman más aún, y me han encantado. La historia detrás de Jesse la he disfrutado mucho, pero también todo lo que tiene que ver con Rares y su mujer Oana, a quienes coges cariño nada más aparecen en la trama. De hecho, os confieso que cuando se hace mención al hecho de no poder ser padres, y luego aparece la habitación oculta del no-nacido, me ha arrancado alguna lagrimilla. Creo que todos y cada uno de los personajes están tan bien trazados que eres capaz de entender su forma de actuar y cómo afrontan el tema de los conductos de magia de una forma u otra, incluso los malos. Y es muy difícil. No podemos quitarle mérito a la autora, porque son muchos los personajes que aparecen en esta trilogía, y yo no he sido capaz de encontrar fisuras en ninguno de ellos.

Los momentos dulces se disfrutan igual que las batallas más sangrientas. Y es que la contextualización y el detalle de ambientes y sucesos, hace que el lector se sumerja de lleno en la historia.

Para terminar os diré que me ha encantado el cierre que nos prepara la autora en este tercer libro. No solo cómo se cierra cada una de las tramas abiertas, sino también por la evolución que supone para los personajes. Además, he disfrutado muchísimo con el último capítulo, que hace una revisión de cómo estaría todo seis meses después. Adoro cuando los escritores hacen eso, y ayudan al lector a tener un poquito más de esos personajes y les han conquistado el corazón.

Rebel (Legend #4)

Título: Rebel (Legend #4)

Autor: Marie Lu

Editorial: Puck

Año de publicación: 2019

Nota: 5/5

10-39-09-511IigNwPrL

iconolibro  SINOPSIS: Eden Wing ha vivido por años bajo la sombra de su hermano. A pesar de que es uno de los mejores estudiantes de su academia en ciudad Ross, Antártida, y un brillante inventor, la mayoría de las personas lo conocen por ser el hermano menor de Daniel Wing. Una década atrás, Daniel fue conocido como Day, el joven de las calles que lideró la revolución que salvó a la República. Sin embargo, Day ya no es el mismo joven que una vez fue un héroe nacional. En estos momentos, preferiría esconderse de todo el mundo y dejar su pasado atrás. Todo lo que le importa es mantener a su hermano Eden a salvo, incluso si eso significa renunciar a June, el gran amor de su vida. Mientras los hermanos luchan por aceptar en quienes se convirtieron desde que estuvieron en la República, un nuevo peligro se avecina por la distancia que es cada vez mayor entre los dos. Eden pronto se verá atraído por el lado oscuro de ciudad Ross y su legendario hermano no podrá salvarlo. Al menos, no por su cuenta.

opinion  OPINIÓN PERSONAL: Tenía mucho miedo de enfrentarme a este libro sin haber leído la trilogía previa. Sin embargo, tanto la editorial como alguna amiga bookstagrammer me comentaron que era una historia independiente. Digamos que hay referencias a los tres libros anteriores, pero no por ello la historia tiene un inicio y un cierre que el lector puede disfrutar.

Con esa premisa sobre la mesa me he sumergido en la lectura de esta novela y lo primero que debo decir es que la he disfrutado un montón. Es la primera vez que leo algo de Marie Lu, y me ha cautivado su forma de caracterizar a los personajes, tanto física como emocionalmente. Creo que desarrolla un universo tecnológico que se aproxima mucho al futurista que muchos tenemos en la cabeza para dentro de unos años, con lo que es fácil creerte gran parte de las cosas que te plantea. Además de las consabidas disputas por el poder, y la parte que tiene que ver con las clases sociales. Algo que, por mucho tiempo que pase, parece imposible erradicar.

Son muchos los elementos que el lector amante de la fantasía va a disfrutar, pero me gustaría desgranar los tres que creo más importantes:

1) Los personajes
Creo que es una de las claves de la historia. La narración parte con una doble visión: la de Daniel (Day) y la de Eden. Dos hermanos que resultan ser dos caras de una misma moneda. Supongo que quien ha leído los tres libros de “Legend” ya lo sabe, pero si nos enfrentamos a la lectura ahora, lo iremos descubriendo poco a poco. Ambos cautivan por su forma de ser, y pronto vamos a quedarnos prendados también de los secundarios que les acompañan.

No resulta sencillo el saber encajar a cada uno, y completar la historia desde estos dos ángulos, pero la autora lo hace de forma fluida. No resulta agresivo el entrar en la trama desde estas dos visiones (que podría serlo, sobre todo teniendo en cuenta que no sabemos nada de cómo han llegado hasta allí, y hay tres libros anteriores que lo cuentan que no es poca cosa). Sin embargo, a los pocos capítulos ya sabes dónde se sitúa cada uno de ellos y hacia dónde pueden encaminarse sus pasos en esta novela, y eso es gracias a que se nos van dando pinceladas de su presente y también de su pasado.

No puedo dejar de mencionar a las mujeres de la historia: Jules y Pressa, los complementos femeninos a la historia y a los dos personajes principales. Me gusta que se les haya dado un gran peso argumental y también la fuerza necesaria para ganar incluso a los chicos en muchos puntos de la historia. Son creativas, fuertes, y tienen una visión analítica, e incluso me atrevería a decir que la sangre fría, que se necesita para afrontar muchos de los desafíos de la trama. Por eso creo que sin ellas el relato no funcionaría, y podría incluso suponer que los protagonistas fracasasen en los retos que enfrentan. De esta forma, sentimos que tenemos mujeres empoderadas, pero lejos de estereotipos que he visto repetirse con frecuencia en este tipo de novelas. Eso me ha parecido novedoso, y lo he agradecido hasta tal punto que deseo saber más.

Finalmente, sobre el malo, Hann, también diré que me ha convencido. Entiendo sus motivaciones y está tan bien caracterizado que le puedo ver con claridad. Siento su presencia y su energía cuando va a aparecer en el relato, incluso antes de que la autora lo nombre, y eso es algo brillante que pocas plumas literarias consiguen hacer. Por eso no quiero dejar de mencionarlo.

2) La historia
Hace mucho que no leía una visión distópica, supongo que como en otras ocasiones se debe a las modas. Si recordáis, la saga de “Los juegos del hambre” trajo consigo historias que tenían esa clave en su planteamiento. Sin embargo, ahora está prácticamente extinta esta idea. Aquí tenemos esa pieza de nuevo, pero se plantea conjuntamente con la posibilidad de un mundo tecnológicamente avanzado. Una sociedad en donde todo está informatizado, hasta tal punto que tenemos puntos por nuestras buenas y malas acciones, y eso se traduce en “beneficios” o “limitaciones” (por ejemplo, para acceder a una vivienda o incluso, hasta a una medicina).

No me parece algo tan descabellado, y eso hace que el lector sienta un nudo en el estómago ante la posibilidad de que el mundo que está descubriendo no sea tan ajeno a nosotros en unos años. Esa posibilidad, el hecho de que te lo plantees, creo que es muy positivo para entrar en la historia, y hace que seamos mucho más propensos a creernos todo y sentir lo que sucede como propio. Acabamos por convertirnos en un personaje más, que necesita que los hermanos salgan airosos de sus aventuras.

3) La parte ética
Sin lugar a dudas, lo mejor que tiene esta novela es que el lector va a plantearse muchas cosas. No sólo en lo que respecta, como ya os he comentado, a la posibilidad de que un mundo como el que describe Marie Lu sea posible en el futuro, sino también a muchas cuestiones éticas que salen a la luz durante el desarrollo de la historia. Incluso me atrevería a decir que ese aura se recoge de la trilogía de “Legend”, porque hace referencia a la Rebelión previa que les ha traído hasta aquí.

Es por eso que me siento muy necesitada de leer todo lo que ha contextualizado este universo. Disfruto mucho sintiendo que mi cabeza se abre y plantea cosas, por ejemplo, de dónde vienen determinadas convenciones sociales o cómo actuaría yo en una situación que aparece en la historia o en otra. Es por eso que esta historia me ha cautivado tantísimo, he podido ser parte de ella y he salido con la mente mucho más abierta y despierta respecto a diferentes cuestiones. La narrativa tiene eso, y por mucho que la novela histórica nos enseñe, está claro que la fantasía también puede hacerlo, y por eso es mi género preferido.

Para terminar quisiera decir que he leído los agradecimientos, y me ha sorprendido que la autora describe este cierre a la saga como una necesidad propia y de sus lectores. Comenta que ella quería darles un final a sus personajes, esos que le han acompañado tantos años (cosa del todo entendible, creo), pero también sus lectores lo pedían. Sin embargo, confiesa que no le ha sido sencillo llegar a la historia que tenemos entre manos. Tuvo que parar y crear la bilogía de “Warcross” entre medias para poder detener su cabeza y conseguir que todas las piezas del puzzle encajasen. Me alegra que lo haya hecho así, sobre todo con el resultado final.

Sin duda os recomiendo este libro, seáis o no lectores de la trilogía previa. Creo que esta autora tiene mucho que decir, y yo desde luego voy a escucharla de buen agrado.

Los lobos no piden perdón

Título: Los lobos no piden perdón

Autor: Miguel Conde-Lobato

Editorial: Ediciones B

Año de publicación: 2019

Nota: 3,5/5

Resultado de imagen de los lobos no piden perdon

iconolibro  SINOPSIS: Cuando el periodista recibe la propuesta, llega inmediatamente a un acuerdo con el diario más influyente del país, que le ofrece publicar en portada las crónicas de sus encuentros en la prisión. Sabe que está ante la oportunidad de su vida, pero también que está siendo utilizado. ¿Por qué ha decidido el acusado confesar sus crímenes? Y, sobre todo, ¿por qué ha decidido contárselo todo precisamente a él?

opinion  OPINIÓN PERSONAL: La verdad es que este libro me cautivó desde que leí la sinopsis en su lanzamiento al mercado. Es la típica historia que cuenta con todos los elementos que me gustan en un thriller: un periodista, un asesino y una investigación. Sin embargo, debo decir que soy especialmente crítica con estas tramas. Supongo que tiene que ver con el hecho de que se encasille a los periodistas de una forma determinada. Ese era mi mayor miedo: encontrarme a un periodista torpón al que el asesino maneja a su antojo.

Carlos es un poco así. No lo vamos a negar. El típico chico joven, periodista de raza, que trabaja en el diario de sus sueños, con unas condiciones precarias y soñando con dar la campanada. Hasta ahí todo muy realista. La verdad es que se nota que el autor conoce el sector, porque se detallan elementos que los que venimos de ahí sabemos que son verdad pura y dura, entre ellas, las justificaciones que se dan para no contratar y mantener a la gente con contratos precarios. Eso sí, cuando surge una oportunidad para uno de los jóvenes becarios el director de afana en “atarlo en corto”, faltaría más. Y nosotros nos dejamos seducir, porque es nuestro sueño.

Esa parte me ha gustado, ver cómo se inserta la realidad actual de la crisis en los medios, y el auge de la información a través de redes sociales, dentro de una trama de investigación. Ahí el autor ha hecho muy buen trabajo, realizando un recorrido cuidado que contextualiza no sólo la vida de los dos protagonistas: el periodista y el asesino confeso, sino también el de toda una sociedad que vive avasallada por los fake news y la opinión abierta de todos.

Luego está el escenario: Madrid y Lugo, muy bien escogidos. De hecho, me han gustado mucho las referencias a lugares como el Ritz o el bar Chicote, porque me han ayudado a situar la acción y hacerla mucho más verosímil.

Quizá la mayor crítica que puedo hacer es que la parte legal y ética tiene más peso que la investigación en sí misma. Esperaba que lo que tiene que ver con los asesinatos y el por qué el asesino ha escogido a ese periodista en concreto para contarle su historia hiciese más partícipe al lector. Ya sabéis lo que disfruto con las pistas y elucubrando posibilidades. Si sois como yo, en este libro os vais a quedar algo decepcionados. Y es que, el recorrido que nos marca el autor está totalmente cerrado. No hay piezas de puzzle, sino una artillería legal y jurídica para que en nuestra cabeza se abra, al tiempo que lo hace en la sociedad ficticia de la historia, el debate sobre la pena de muerte o la prisión permanente revisable.

El protagonista se hace muchas preguntas, y varios personajes secundarios fomentan ese debate, por lo que como lector es imposible quedarse al margen.

Tampoco me ha convencido la parte romántica de la historia, que he sentido metida un poco a calzador, y me ha ralentizado el ritmo en varios puntos; además de la parte del premio literario. Eso no me lo he creído mucho, la verdad, y creo que resulta prescindible. Hubo un momento en el que dudé sobre si el autor tenía algún fin oculto para introducir estos elementos, pero conforme avancé en la trama me di cuenta de que se trataba de florituras y aderezos para la novela.

Al final, el desenlace llega cuando toca (sin intervención del lector, como ya dije), pero el giro que parece va a tener la historia se queda a medias. No diré mucho más para no hacer spoilers. Lo que sí quiero mencionar es que es algo que me ha dejado un sabor agridulce en la novela, el sentirme un tanto excluida de lo que se cuenta, más allá cómo digo de la reflexión hacia qué tipo de justicia tenemos y cuál es la que queremos en el futuro.

Se trata por tanto de una lectura recomendable, aunque creo necesario que se tengan en cuenta este tipo de cuestiones para no llevarse a engaño. Sea como fuere, es un libro ligero y una historia diferente a lo que he leído recientemente en lo que a thriller se refiere, por eso os la recomiendo.

Hielo como fuego (Nieve como cenizas #2)

Título: Hielo como fuego (Nieve como cenizas #2)

Autor: Sara Raasch

Editorial: DNX (Del Nuevo Extremo)

Año de publicación: 2017

Nota: 4/5

Resultado de imagen de hielo como fuego

iconolibro  SINOPSIS: Hace tres meses que los inverneños fueron liberados y que el rey de Primavera, Angra, desapareció, en gran parte gracias a la ayuda de Cordell.
Meira solo quiere que su pueblo esté a salvo. Cuando su deuda con Cordell obliga a los inverneños a excavar en sus minas para pagarles, hacen un descubrimiento asombroso y quizá peligroso: el barranco mágico perdido de Primoria. Theron se llena de entusiasmo y esperanza: con toda esa magia, el mundo al fin podrá defenderse de amenazas como Angra. Pero Meira sabe que la última vez que el mundo tuvo acceso a tanta magia nació la Decadencia.

opinion  OPINIÓN PERSONAL: Después de leer el arranque de la saga, ya os anticipé que no pasaría mucho hasta leer el siguiente libro. Y así ha sido. En cuanto terminé con “Nieve como cenizas” cogí está esta segunda parte.

En las sagas nunca me ha gustado leer así seguido todo. Supongo que intento introducir entre medias otras historias para reposar y darme tiempo a valorar todo bien. Sin embargo, como digo, he roto mis reglas y estoy muy contenta de haberlo hecho.

Aquí la historia continúa desde donde lo dejamos. La autora no pierde tiempo en el inicio del libro volviendo atrás y explicando lo que sucedió. Se dedica a avanzar. Esto es bueno y malo. Bueno porque es lo que yo necesitaba, y malo porque si pasa mucho tiempo entre la lectura del primero y segundo, corres el riesgo de olvidar cosas y tardar un poco en engancharte de nuevo.

Pese a todo, es evidente que si como lector disfrutaste de la primera obra, esta va a seguirte enamorando. En eso no tengo dudas.

Debo decir, sin embargo, que aquí la autora ha optado por introducir un cambio, que a mi juicio es un acierto (a pesar de romper un poco lo que había hecho en la primera parte) y es optar por narrar a dos voces la historia: Meira y Mather van a mostrarnos lo que sucede desde sus dos puntos de vista. Si recordamos, en el primer libro, es Meira la única narradora. 

Tener dos personas contando lo que pasa, me ha ayudado a tener un mayor contexto. Sobre todo, cuando ambos no se encuentran en el mismo lugar. El único “pero” que puedo poner es que creo que Mather en varios capítulos sirve más de relleno que otra cosa, y me refiero sobretodo a los primeros. En esos capítulos me he desesperado un poco al ver que el ritmo narrativo, que en el primer libro era brillante y fuerte desde el principio, decaía mucho. Sin embargo, conforme avanza la trama la voz del “Rey en el destierro” gana fuerza.

Por su parte, Meira nos continúa robando el corazón. Aquí ya va asumiendo el rol que le toca como gobernante de Invierno, y comprende la necesidad de ser una líder para sus ciudadanos. De ahí todas sus dudas, que son parte de la magia de la narración. No me ha gustado, aunque lo entiendo, que su forma inicial de enfrentarse a ese nuevo reto de gobernar y reconstruir un territorio destrozado, sea parecerse a lo que recuerda de Mather. Es decir, hacer lo que él habría hecho. Creo que esa parte, a veces, puede disgustar al lector, porque sientes que ella es de sobra capaz de dibujarse a sí misma como reina, pero también resulta entendible sabiendo de dónde vienen y cómo ha llegado hasta allí. Lo bueno es que, como ya apuntaba en la primera parte, Meira tiene recursos para todo y es una verdadera esponja, capaz de aprender y adaptarse a las circunstancias. En esta novela esto es algo que vamos a disfrutar muchísimo.

Por destacar algún personaje más, me voy a quedar con otra de las joyas de esta parte, la princesa Ceridwen. Adoro cómo la autora de esta saga sabe dar protagonismo a personajes secundarios de una forma fluida y muy cuidada. Este es uno de los ejemplos. Si en el primer libro teníamos a Theron, aquí esta princesa que vive a la sombra de su hermano, buscando hacer justicia y seguir sus propios principios, aunque con ello se granjee más de una enemistad; es la que más brilla. Me ha encantado cómo se involucra en la vida de Meira, aunque hacia el final del libro siento que le podrían haber dado algo más de espacio. Quizá sea algo que encontraremos en el tercer libro de la saga. Ojalá.

Y, con respecto a los malos… Tenemos la sombra de Angra sobrevolando la narración de forma constante. Y esa tensión argumental, que se traduce en acciones y en supuestos, hace que el lector sufra mucho, pensando que al girar una página, nos vamos a topar de nuevo con él. Y no queremos, en parte, porque vemos que Meira quizá no está tan preparada como creíamos para ese duelo final.

Luego está Noam. Odié a ese personaje en el primer libro, y aquí le detesto aún más. Cada vez que abre la boca tienes ganas de que le den un tortazo. Y su toma y daca con Theron también es del todo insufrible. Otro personaje que en esta historia dará un giro brutal que dejará al lector con la boca abierta. Menos mal que tenemos el contrapunto del Deshielo (no os diré mucho más sobre quiénes son) para equilibrar la balanza.

Finalmente, en lo que respecta a la historia, debo decir que el nudo me ha costado un poco. Entiendo que la búsqueda de las llaves para desbloquear la magia del barranco es el hilo conductor, pero hay mucha paja de por medio. Las historias de los reinos, y las fiestas fastuosas de unos y otros me han ralentizado un poco un ritmo que creo debía tener otro sabor, y más teniendo en cuenta que nos estamos acercando al desenlace.

Es por eso que he bajado algo la calificación con respecto al primero. Pese a ello, el desenlace de esta segunda parte compensa y mucho los momentos en los que me he sentido un tanto decepcionada.

Creo que la autora ha sabido medir muy bien sus fuerzas en esta trilogía, y espero un final en donde se respondan todas las preguntas que siguen abiertas. Desde luego los personajes son fantásticos, y es indudable que ha trabajado mucho la trama, de forma que los giros y la historia se vaya acompasando hasta el culmen final. En breve os contaré qué me parece el tercero de los libros.

Objetivos literarios en 2020

Buenos días a todos y feliz año nuevo. Supongo que habréis dado buena cuenta de la cena del 31 y que estaréis ya pensando en si habéis sido buenos o no, porque dentro de nada vienen los Reyes Magos con sus regalos. La verdad es que es mi día favorito de todas las Navidades, lo malo es que es el final y después ya toca volver a la rutina.

Resultado de imagen de navidades

Es por eso que toca revisar los objetivos literarios de 2019 y ver qué me propongo este 2020 en lo que a libros se refiere.

Debo decir que las colaboraciones con las diferentes editoriales, en donde este pasado ejercicio se ha sumado Gran Travesía, Puck o Caraena, han hecho que no pueda cumplir algunos de los objetivos que me marqué. Y es que, si algo ha tenido el 2019 ha sido buenas novedades literarias, sobre todo en el género que más me gusta, que ya sabéis que es la fantasía.

Me quedan pendientes del año pasado:

1. Terminar la bilogía de “Seis de Cuervos”. Ya sabéis que leí el primero de los dos libros, pero me queda el segundo “Reino de ladrones” que espero leer este nuevo año.

Resultado de imagen de reino de ladrones

Además, me encantaría leer la trilogía previa del mundo Grisha. Más aún después de ver la reedición que ha sacado la Editorial Hidra.

Resultado de imagen de trilogia grisha reedicion

2. Elísabet Benavent sigue siendo un misterio para mí. Sé que a muchos amantes del género romántico les vuelve locos. Este 2019 leí a Mercedes Ron con la bilogía de “Enfrentados” (Marfil y Ébano), pero no encontré momento para Benavent. Me despierta bastante curiosidad, pero es que el género pasteloso me cuesta mucho, con lo que siempre termino posponiéndolo. ¿Conseguiré leer algo de esta autora en 2020? Veremos…

3. Tampoco he podido volver a leer a Sarah J. Maas. “Trono de cristal” es una saga que me apetece muchísimo, pero no he podido hacerme con ella. Como os he contado he tenido que hacer frente a muchas colaboraciones con editoriales, con lo que mis preferencias se han ido quedando atrás. Ojalá este año pueda volver a leer a esta autora que me cautivó con la saga de “Una corte de rosas y espinas”.

Resultado de imagen de corte de rosas y espinas saga

Además de lo que me queda pendiente de 2019, me marco nuevas metas para 2020. Serían estas:

1. Hace poco se confirmó fecha de publicación del tercer libro de la saga “Siega”, con lo que me gustaría poder ponerme con ella. Neal Shusterman cosecha muy buenas críticas, y tengo mucha curiosidad por ver cómo escribe y el tema que aborda en esta trilogía.

2. Leer algún libro de autores noveles. Me gusta mucho colaborar con los autores que están arrancando en el mundo literario. Este 2019 tuve la ocasión de leer, por ejemplo, “Elementales y cambiantes” de Marina Tirado, así que en 2020 espero seguir conociendo nuevas plumas, ya que tengo algunos títulos pendientes en la estantería a los que quiero hincar el diente.

3. Adentrarme en algún clásico o libro de culto. El año que acabamos de dejar atrás leí “El nombre del viento” que, si bien no fue una gran lectura para mí, es cierto que tenía ganas de leerlo por todo el hype que ha generado durante tantos años.

Resultado de imagen de el nombre del viento

4. Leer algún libro ilustrado. Sabéis que me encanta, y tengo varios en la cabeza que me gustaría leer. Están saliendo tantos buenos que cuesta escoger, pero creo que merece la pena de vez en cuando leer una historia ligera como puede ser el de “Mamá” que me robó el corazón en 2019.

Como veis tengo por delante muchos retos para este nuevo año, ¿creéis que conseguiré cumplirlos? La verdad es que me gusta ponerme estos objetivos, aunque luego no llegue a realizar el 100% creo que es importante reflexionar sobre lo que uno quiere. Quizá este nuevo año tendré que dejar las colaboraciones y centrarme también en lo que yo quiero leer, porque a veces se nos olvida que leer es un hobby y tenemos que darnos algún gusto, ¿no os parece?

Pero también me gustaría preguntaros, ¿cuáles son los vuestros? Me encantaría que me contaseis en los comentarios.

¡Feliz y próspero año nuevo a todos!

Resultado de imagen de 2020 feliz